Su amigo lo secuestró y luego negoció su cuerpo

CLAUDIA LEMUZ

PUEBLA (La Silla Rota).- El sobrino de la  exdiputada local Corona Salazar Álvarez, Erguir Álvarez Pérez, fue secuestrado por su amigo Alfredo, quien ordenó su asesinato. Este día quedó detenido junto con otros cuatro sujetos.

El 17 de diciembre se reportó que Erguir Álvarez había sido privado de la libertad por un comando en el Centro del municipio de Xiutetelco.

Juan Francisco Vera Ayala, nuevo fiscal de Secuestro y Delitos de Alto Impacto explicó que a la familia de la víctima le solicitaron 5 millones de pesos a cambio de liberar al joven.

La negociación implicó unas 40 llamadas, sin embargo, a finales de diciembre la oferta cambio. Fue el 29 de diciembre cuando los secuestradores indicaron que habían asesinado a Erguir Álvarez, pero si querían recuperar el cuerpo, tenían que entregar 60 mil pesos a cambio.

La noche del viernes 4 de enero encontraron sin vida el cuerpo de Erguir Álvarez en un paraje del municipio de Xiutetelco, ubicado en la Sierra Norte de Puebla.

Corona Salazar, ex alcaldesa de Xiutetelco y ex candidata a edila de Teziutlán confirmó el deceso a través de redes sociales.

"Seguimos de luto y con el alma rota por la infame injusticia a mi sobrino Erguir Álvarez Pérez, Dios lo tenga en su gloria. No encuentro palabras ni motivos que mitiguen el dolor de toda la querida familia que sufre su partida."

Un golpe en la cabeza provocó la muerte al joven, según la necropsia. De acuerdo con las primeras investigaciones, optaron por quitarle la vida porque identificó a uno de los plagiarios: Alfredo, quien era "su amigo".

El cuerpo fue recuperado por la familia y la Fisdai montó un operativo en la carretera Teziutlán- Virreyes, donde lograron la detención de los presuntos responsables, quienes viajaban en un automóvil y una motocicleta.

Los detenidos son: José Andrés, Alfredo, Luis Germán, Ezequiel y Aureliano, de entre 20 y 26 años de edad.

La Fiscalía General del Estado busca imputarles los delitos de secuestro y homicidio.

A menos de tres meses la historia del oaxaqueño José Andrés de Larrañaga Canalizo se repitió. En el mes de octubre, salió a las 21:00 horas de las instalaciones de la Universidad de Ciencias y Desarrollo (UDES), donde estudiaba y conoció a Abraham, Pablo y Arturo, sus amigos, captores y asesinos.   

Con información de La Silla Rota