Presentan queja en CNDH por revictimización de desaparecidos

MAURICIO OBLEA

Geovanni Francesco Barrios Morenos, presidente de Justicia Tamaulipas A.C., presentó una queja en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) contra el presidente Andrés Manuel López Obrador por reconocer solamente a los criminales en el tema de personas desaparecidas.

Barrios Morenos afirma ser víctima indirecta registrada en el Registro Nacional de Víctimas por el delito de secuestro-desaparición forzada en agravio de su hijo Geovanni Barrios Hernández, quien fue secuestrado el 24 de abril de 2008, por lo que asegura que los dichos de López Obrador re victimizan a su hijo y a su persona.

El presidente fue cuestionado este jueves por los niños reporteros del proyecto "Radio Aventureros" sobre cuáles serían las acciones de su gobierno para dar solución a las desapariciones en México.

Obrador contestó que las desapariciones pueden darse por dos motivos: el primero, cuando se enfrentan los grupos del crimen organizado y a los rivales que asesinan los entierran de manera clandestina y desaparecen; el segundo es cuando autoridades del Estado desaparecen a los criminales.

“Con las manifestaciones hechas por el Presidente de la República se violentan los derechos humanos de su hijo y de él, ya que su hijo no pertenecía a ningún grupo delictivo o delincuencia organizada y hasta el día de hoy no existen elementos dentro de la investigación que comprueben la participación activa de algún elemento del Estado que hayan llevado a cabo el ilícito", se lee en el Acta Circunstanciada certificada por el visitador adjunto adscrito a la Oficina Foránea en Reynosa, Tamaulipas, de la Quinta Visitaduría General de la CNDH.

"Pero si existen indicios o elemento de prueba donde se presume la participación activa de la delincuencia organizada en contra de su hijo; estas declaraciones hechas por el presidente de la república re victimizan a su hijo y a su persona al señalar que el ejecutivo solamente reconoce a estos dos grupos de acción en el tema de personas desaparecidas".

El acta finaliza mencionando que "existen víctimas que no forman parte de algún grupo delincuencial, por lo que estima que con su manifestación en un acto público oficial, lacera los derechos humanos de todas aquellas víctimas directas e indirectas que se encuentran en calidad de no localizadas o que tienen un familiar o persona cercana que se encuentra en calidad de desaparecida o no localizada y que no pertenecían o realizaban ningún tipo de actividad ilícita".

Con información de La Silla Rota