Secuestran autobús con 51 niños en Italia y lo incendian

Redacción

Autoridades de Italia salvaron a 51 estudiantes que fueron tomados como rehenes este miércoles cerca de Milán por el conductor del autobús en que viajaban, quien lo incendió por razones aún confusas.

"Es un milagro, podría haber sido una masacre. Los carabineros actuaron en forma excepcional, bloquearon el autobús y salvaron a todos los niños", explicó el fiscal de Milán, Francesco Greco.

Los 51 estudiantes, todos de secundaria, regresaban de una excursión deportiva, junto a dos profesores y un asistente, cuando el conductor cambió repentinamente de rumbo en la zona de San Donato Milanese y tomó a los pasajeros como rehenes.

"Nadie va a salir vivo de aquí", clamó, según contaron varios niños.

Armado con dos latas de gasolina y un encendedor, amenazó a los niños, les arrancó los teléfonos celulares y los ató con cables eléctricos a las sillas del medio.

Uno de los niños logró llamar a los padres, quienes informaron a los carabineros, los cuales intervinieron bloqueando el autobús y rompieron las ventanas traseras para sacar a los pasajeros antes de que el vehículo fuera invadido por las llamas.

"Debemos detener a los muertos en el Mediterráneo", exclamó el hombre, según informaron varios medios.

Una docena de niños y dos de los adultos fueron trasladados al hospital por resultar ligeramente intoxicados por el humo.

El conductor, quien  fue arrestado y hospitalizado por quemaduras en las manos, tiene 47 años, es de origen senegalés, pero desde hace 17 años tiene la nacionalidad italiana.

El hombre fue acusado por la fiscalía de secuestro de personas y masacre con finalidad de terrorismo.

Con información de La Silla Rota