Tras hacer trampa, maratonista prefirió el suicidio en Los Ángeles

Redacción

La oficina forense de Los Ángeles dictaminó que el corredor hispano descalificado de la última edición del maratón de la ciudad californiana se suicidó al lanzarse desde un puente tres días después que estallara la controversia por supuesta trampa en el evento.

Según el Departamento Forense de Los Ángeles, el cuerpo sin vida del corredor Frank Meza, de 70 años, fue hallado en el lecho del río Los Ángeles luego de haberse arrojado desde un puente, presentando múltiples lesiones.

La tragedia sucedió a una semana de que las autoridades del Maratón de Los Ángeles descalificaron a Meza retirándole el primer lugar que obtuvo dentro del grupo de corredores de entre 70 y 74 años en marzo pasado, cuando se celebró la última edición de la competición.

Meza, un médico que se dedicaba a promover el atletismo, obtuvo el mejor tiempo oficial en esa categoría al cruzar la meta en 2 horas 53 minutos y 10 segundos, mientras que el segundo corredor lo hizo en 4:10:07 de tiempo.

El sorprendente récord y la diferencia de más de una hora entre los dos corredores finales fue lo que llamó la atención de los organizadores, obligándolos a revisar los vídeos del recorrido, en donde se dieron cuenta que por unos momentos Meza desapareció de las cámaras para reaparecer más adelante.

Ante esa información, Meza admitió al diario Los Angeles Times, que en un momento abandonó la trayectoria de la carrera en búsqueda de un baño y que continuó a través de una calzada hasta encontrar uno, por lo que se declaró inocente y dijo que había recorrido los más de 42 kilómetros que implicaba la carrera.

Por su parte, Tina Meza, esposa del corredor, dijo a la revista The Daily Beast que el hispanoestaba devastado con la polémica y que el día de su fallecimiento le dijo que saldría a correr.

Meza, de raíces mexicanas, fue uno de los fundadores del Club de atletismo de Aztlan, un grupo local que promovía el deporte, además, fue entrenador de atletismo en la escuela secundaria Loyola en Los Ángeles, sin embargo, renunció en junio pasado por motivos de salud.

Con información de La Silla Rota