Las claves de la salida de Ivonne Ortega del PRI

Redacción

Ivonne Ortega dijo, con tristeza, adiós al PRI, el partido que fue casa en 29 años de militancia, luego de una dura derrota en la elección interna ante el favorito del expresidente Enrique Peña Nieto, Alejandro Moreno, quien ya se ostenta como dirigente nacional tricolor.

A continuación te presentamos las claves de la salida de la yucateca del Revolucionario Institucional:

LA DERROTA ANTE EL DELFÍN

El exgoberandor de Campeche con licencia Alejandro Moreno y Carolina Viggiano serán los nuevos dirigentes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al obtener un millón 603 mil 705 votos de acuerdo con los resultados de la elección del pasado domingo.

Mientras que Ivonne Ortega y su compañero de fórmula, José Encarnación, obtuvieron 177 mil 298 votos y en último lugar quedó Lorena Piñón con 49 mil 251, informó Rubén Escajeda, presidente de la Comisión de Procesos Internos.

Moreno y Viggiano ganaron en todas las entidades y obtuvieron 85.07 por ciento de las preferencias.

La exgobernadora de Yucatán, Ortega Pacheco alcanzó 9.40 por ciento y Piñón Daniel apenas 2.6 por ciento de los votos.

Esto puso fin a una anunciada derrota de Ortega frente a "Alito", quien considerado desde antes de que entrara a la contienda como "delfín" del expresidente Enrique Peña Nieto, por lo que tuvo que dejar la gubernatura de Campeche.

DURA CAMPAÑA

Ivonne Ortega denunció amenazas durante la campaña de un exgobernador que apoya a Alejandro Moreno, con quien perdería la elección.

En un video difundido a través de sus redes sociales, Ortega asegura que el exmandatario amenazó la integridad de ella y de su familia.

La candidata priista asegura que tiene constancia de dichas amenazas.

CRISIS ECONÓMICA DEL PRI

A noventa años de su fundación, el PRI se vio obligado a pedir un préstamo de 250 millones de pesos para poder realizar la renovación de su dirigencia en el mes de agosto.

En un reporte que entregó a su consejo, el PRI también reportó cuenta con 590 millones de pesos, menos de la mitad de los mil a mil 600 mdp que el partido solía recibir por financiamiento público anual promedio, entre 2003 y 2017, según datos del Instituto Nacional Electoral (INE). Esta cantidad les quedó tras pagar multas electorales y sufrir una baja en sus prerrogativas.

DUEDA CON LA MILITANCIA

El nombramiento de José Antonio Meade como candidato del PRI a la Presidencia en 2018 dejó en deuda al partido con sus militantes, ya que buscaron al abanderado para el máximo cargo de la nación fuera de sus filas. Decisión que tomó el presidente Enrique Peña Nieto, honrando una de las más añejas tradiciones en el tricolor: el dedazo.

La derrota caló hondo en la militancia y ahora el partido quiere reconquistar a este activo con la exposición "Nuestra militancia" donde decenas de fotografías buscan honrar y revivir en la memoria colectiva lo que varias décadas fueron: contingentes numerosos en actos masivos, militancia de hueso colorado vista bajo rostros desconocidos con el puño alzado, vestimenta verde-blanco-rojo y matracas.

PIERDEN MILITANTES

Previo al proceso de elección interna, el PRI tuvo que reconocer ante el INE la pérdida de 5 millones de militantes.

Su número pasó de 6 millones 545 mil 923 militantes a un millón 159 mil 320, de un día para otro.

Así se dio a conocer en un documento interno de la dirigencia nacional del PRI, firmado por el secretario de Organización del partido, Héctor Gutiérrez de la Garza, a su representante ante el INE, Marcela Guerra, para que se diera la actualización del padrón.

Con información de La Silla Rota