Trump quiere comprar Groenlandia y desata burlas en Dinamarca

Redacción

Luego de que Donald Trump expresara sus deseos por comprar Groenlandia, territorio autónomo que políticamente pertenece a Dinamarca, las burlas no se han hecho esperar ante la "ridícula" idea del mandatario estadounidense.

"Si es cierto que está pensando en eso, es una muestra definitiva de que se ha vuelto loco", aseguró Soren Espersen, portavoz en Asuntos Exteriores del Partido Popular Danés, tercera fuerza parlamentaria de Dinamarca.

"La idea de que Dinamarca venda 50,000 ciudadanos a Estados Unidos es completamente ridícula", agregó.

"Debe ser una broma del día de los inocentes completamente fuera de temporada", afirmó en su cuenta de Twitter el exprimer ministro danés y actual líder de la oposición, Lars Lokke Rasmussen.

Estos son algunos de los mensajes con los cuales se han manifestado algunos funcionarios mientras que Trump sigue expresando su interés en cenas, reuniones y en conversaciones casuales para adquirir esta isla cubierta de hielo ubicada entre el Atlántico Norte y el Ártico.

 

Por lo que mediante un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores de Groenlandia, indicó que la isla no está en el mercado.

"Groenlandia es rica en recursos valiosos como minerales, agua de la más pura y hielo, peces, mariscos, energía renovable y es una nueva frontera para el turismo de aventura", señaló.

"Estamos abiertos a hacer negocios, pero no estamos a la venta", agregó.

Sin embargo, creen saber de dónde surgió la idea de Trump para hacer esta compra, pues hace pocos meses, el presidente de EU escuchó en una reunión que Dinamarca estaba pasando por problemas financieros para financiar a Groenlandia.

Antecedentes

Aunque las actuales aspiraciones de EU sobre Groenlandia suenan incrédulas, esta no es la primera vez que el país norte muestra interés por esta isla de 56,000 habitantes.

Hay que recordar que el presidente Harry Truman hizo una oferta para adquirirla por US$100 millones en 1946 que se topó con el rechazo de las autoridades danesas y, antes de Truman, el Departamento de Estado había iniciado en 1867 una investigación con el mismo fin.

Pero, tampoco sería la primera vez que Dinamarca le vende territorio a EU: en 1917, este último país le compró a Dinamarca las Indias Occidentales y las rebautizó Islas Vírgenes de EU.

Con información de La Silla Rota