Mario cuenta cómo usan al Infonavit para nueva estafa

Redacción

Con sólo el número de seguridad social, la credencial de elector y dos mil pesos, supuestos gestores del Infonavit prometen sacar el dinero de la Subcuenta de Vivienda en efectivo de un trabajador, lo cual no es legal.

En lugar de ello, los trabajadores terminan por pagar un crédito para mejorar vivienda del cual reciben 40 por ciento menos del monto total del financiamiento contratado bajo engaños.

Ese fue el caso de Mario, quien recibió la visita de un supuesto gestor que decía conocer todos los movimientos del Infonavit. La promesa fue entregarle los recursos acumulados en su Subcuenta de Vivienda, pese a que por ley ese dinero sólo puede usarse para crédito hipotecario o entregarse al momento del retiro.

Mario acudió a la Delegación Metropolitana del Infonavit ubicada en Tlalnepantla, donde antes de ingresar se reunió con otros gestores y derechohabientes que realizarían el mismo trámite.

"Nos fuimos adelante del Infonavit, media cuadra, hay un mercado, ahí tienen un local donde tienen copiadoras y computadoras, ahí reúnen a la gente, cuando llegué ya había varios".

"Ya estando ahí nos dijeron ya están los 10, ahora sí, vamos a las oficinas".

Mario cuenta a Reforma, que a los derechohabientes se les dijo que firmarían un crédito para mejoramiento para poder justificar la salida de los recursos de la Subcuenta, con la promesa de que sólo vería reflejados descuentos en su salario por 4 meses, los cuales le serían devueltos.

El trabajador desconocía que los recursos no podían ser retirados, el trámite parecía legal pues todo se hizo en las oficinas del Infonavit.

Mario recibió dos depósitos por un total de 94 mil pesos, pero los documentos que firmó fueron por 156 mil pesos. Alguien se quedó con 62 mil pesos.

Estaba tan convencido de la validez del proceso, sin embargo cuatro meses después cuando debían suspenderse los descuentos por el "Aviso de Suspensión de Descuentos" que le entregaron los defraudadores, se dio cuenta del engaño.

La empresa le dijo que el documento era falso y que él simplemente tenía un crédito a pagar en 30 años por 156 mil pesos.

Sólo cuatro meses después, cuando supuestamente debían suspenderse los descuentos por el "Aviso de Suspensión de Descuentos" que le entregaron los defraudadores, se dio cuenta del engaño.

La empresa le dijo que el documento era falso y que él simplemente tenía un crédito a pagar en 30 años por 156 mil pesos.

Con este esquema, los trabajadores se quedan con una deuda no planeada y se "brincan" todos los requisitos para un crédito de mejoramiento.

En 2012, el Infonavit comenzó a operar esos créditos, pero detectó irregularidades porque se usaban para fines distintos.

El programa fue suspendido por 5 meses y reactivado en julio de 2016.

Con información de La Silla Rota