Diabetes y obesidad, las otras peligrosas pandemias ante el covid-19

Redacción

La primera víctima del covid-19 en México, pese a sus 41 años de edad, enfrentó dos epidemias y una pandemia. Como un alto número de mexicanos padecía diabetes e hipertensión, dos de los principales problemas de salud pública que más vidas cobran en el país.

Las víctimas dos, tres y cuatro, igual. Hipertensión, diabetes e insuficiencia renal, sus padecimientos

Tres de cada cuatro mexicanos tienen obesidad o sobrepeso, a esto se suman las enfermedades crónico degenerativas, padecimientos elevan el riesgo de que la población del país presente complicaciones en caso de contagiarse del nuevo coronavirus.

El pasado 18 de marzo se registró la primera víctima mortal por coronavirus en México, un hombre de 41 años que tenía diabetes y obesidad, dos de los padecimientos que agravan el estado de salud de una persona que contrae el virus.

La Organización Mundial de la Salud aumentó de 5% a 7% la tasa de mexicanos que podrían tener complicaciones de covid-19 debido a los Altos índices de diabetes y obesidad. Asimismo, estima que 50% de los que ingresen a terapia intensiva puedan fallecer.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, los sectores de la población más vulnerables a complicaciones por covid-19 debido a que tienen factores de riesgo son: niños menores de 5 años, adultos mayores de 65 años y quienes tienen obesidad, diabetes, enfermedad cardiovascular como hipertensión, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, fibrosis quística, asma, nefropatía, hematopatía, enfermedad hematológica, afecciones neurológicas, virus de inmunodeficiencia humana e inmunosupresión.

Ruy López Ridaura, director General del Centro Nacional de Prevención y Control de Enfermedades (Cenaprece), explicó que en el escenario tres, que es el epidémico, estiman que 250 mil 656 personas se podrían contagiar de covid-19, 175 mil 459 de ellas buscarían atención médica. La cifra alarmante es que prevén que 10 mil 528 personas requerirán hospitalización en Terapia Intensiva.

Actualmente, la letalidad del nuevo coronavirus en nuestro país es del 1% debido a los dos fallecimientos de la semana pasada; sin embargo, el problema es que gran parte de la población tiene al menos un factor de riesgo de complicaciones.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 mostró que tres de cada cuatro mexicanos mayores de 20 años presentan sobrepeso u obesidad.

Por edad, tienen sobrepeso 8.2% de niños de uno a cuatro años, el número aumenta a 8.4% en zonas urbanas. En el rango de 5 a 11 años, 18.1% presenta sobrepeso, mientras que 17.5% tiene obesidad.

En adolescentes de 12 a 19 años, la cifra total de sobrepeso y obesidad aumentó a 38.4%, 23.8% es para personas con sobrepeso y 14.6% con obesidad.  En el caso de las mujeres en esa edad, 41.1% de ellas tiene sobrepeso u obesidad, igual que 35.8% de los hombres.

En población mayor de 20 años también se registraron incrementos respecto a la Ensanut de 2012, la obesidad en mujeres aumentó de 37.5% en 2012 a 40.2% en 2018. En hombres pasó de 26.8% a 30.5%.

A nivel internacional, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, México ocupa el segundo lugar en obesidad y sobrepeso en adultos porque 72.5% de los mexicanos están en esa condición. En niños, nuestro país ocupa el séptimo puesto de la lista, con 37.7% de menores con algún grado de obesidad, mientras que el promedio de países de la OCDE es de 31.4%.

Respecto a diabetes mellitus, la Ensanut muestra que 8.6 millones de mexicanos la padecen, es decir, 10.3% de la población la tasa es mayor en mujeres, con 11.4%, y disminuye un poco en hombres, con 9.1%.

México ocupa el primer lugar en diabetes de toda la lista de países de la OCDE, porque 13.1% de la población sufre de este padecimiento, más del doble del promedio internacional, que es de 6.4%.

La cifra de mexicanos que padece hipertensión arterial es de 15.2 millones según la Ensanut, lo que representa que 18.4% de la población la padece. 20.9% son mujeres y 15.3% son hombres.

Es importante recordar que México es el segundo país con obesidad, de acuerdo con Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), mientras que 15.9% de los adultos padece diabetes.

Cuando presentaron la Ensanut a finales del año pasado, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, dijo que ya estaban "considerando los elementos estratégicos que se necesitan para cambiar el status quo de una grave y alarmante epidemia de obesidad, sobrepeso y enfermedades crónicas" que hay en nuestro país.

En tanto que Juan Ángel Rivera Dommarco, director general del Instituto Nacional de Salud Pública, destacó: "Nos preguntaron sobre si continúa la emergencia epidemiológica, definitivamente sí, estamos hablando de una pandemia (de obesidad), México no es el único país, es una pandemia global, muchos países la están padeciendo".

López-Gatell señaló también que la mitad de las muertes en nuestro país se relacionan con enfermedades crónicas y que gran parte de éstas están asociadas a la mala nutrición.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2018 las principales causas de muerte fueron enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus, tumores malignos, enfermedades del hígado, accidentes, enfermedades cerebrovasculares, homicidios, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, influenza, neumonía e insuficiencia renal.

Un ejemplo claro del impacto de estos problemas de salud se presenta en el Instituto Mexicano del Seguro Social, ya que las enfermedades crónico degenerativas representan 81% de la carga de padecimientos de los derechohabientes y sólo en 2018 gastó 76 mil millones de pesos en atender estas enfermedades que van al alza en nuestro país. La diabetes se posicionó el año pasado como la primera causa de muerte de las personas con seguridad social.

En tanto que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) alertó que 11 padecimientos concentraron la mayor parte de su gasto en atención a derechohabientes en 2018, por un monto de 26 mil 948 millones de pesos.

Destacó que cinco enfermedades crónico degenerativas concentraron 80% del gasto, ya que se invirtieron 21 mil 637 millones de pesos en su atención. Estos padecimientos fueron las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la insuficiencia renal crónica, la diabetes mellitus y la hipertensión arterial.

Los datos muestran que las enfermedades crónicas representan un problema de salud pública ya que generan altos índices de mortalidad a la población y gastos importantes en atención médica, a esto se suma que representan factores de riesgo considerables frente a la pandemia de coronavirus que amenaza con extenderse en nuestro país.

Con información de La Silla Rota