"Culiacanazo", acto de terrorismo: FGR; no un sólo detenido a un año

Redacción

A unos días de cumplirse un año del "Culiacanazo"; cuando el Cártel de Sinaloa tomó violentamente Culiacán, Sinaloa, para evitar la detención de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo"; nuevos detalles salen a salir del negro pasaje.

La Fiscalía General de la República (FGR) investiga el también llamado "Jueves Negro" como terrorismo, segun informa el semanario sinaloense Río Doce.

Sin embargo, señala el medio local, la investigación del "Culiacanazo" es llevada por la delegación de la FGR en Sinaloa y no por la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas de Fuego de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Según el Código Penal Federal, comete terrorismo quien realice actos contra bienes o servicios, ya sea públicos o privados, o contra la integridad o vida de personas, que produzcan alarma, temor o terror en la población, para atentar contra la seguridad nacional o presionar u obligar a la autoridad o a un particular, para que tome una determinación.

En este sentido, suena lógica la acusación de terrorismo, pues el Cártel de Sinaloa protagonizó hechos de violencia en Culiacpan para presionar al Gobierno Federal de liberar a Ovidio Guzmán López

Por otra parte, a casi un año de los hechos, la FGR aún no termina de integrar las carpetas de investigación del "Culiacanazo" según una solicitud de información realizada por Río Doce

En consecuencia, autoridades federales, ni militares, no han ejercitado acción penal por ninguno de los involucrados en el "Jueves Negro", no hay detenidos y tampoco órdenes de aprehensión.

Cualquier otra información relacionada con el "Culiacanazo", refiere Rio Doce, la clasifica como reservada o confidencial, declaran la inexistencia o remiten a las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador ofrecidas los días siguientes al operativo.

Incluso la FGR se negó a aclarar si tras el operativo fallido se ordenó una nueva orden de aprehensión contra Ovidio.

Tampoco aclaró cuántos agentes y de qué corporaciones participaron en los tiroteos y cuántos resultaron lesionados o muertos.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que también anunció investigaciones por el caso, aún continúa con la investigación, explica Río Doce, y no ha determinado ejercer acción penal en caso de que los soldados hayan incurrido en un posible delito.

Además, la Sedena se negó a proporcionar cualquier información relacionada con el operativo, ni siquiera las versiones públicas de los informes que elaboraron los agentes que participaron en el operativo.

Se cumple uno del "culiacanazo" y nadie ha pagado los platos rotos del fallido operativo.

Con información de La Silla Rota