• Política

Veracruz, sin política de atención a migrantes‏

  • E-consulta
Solo dos estados: Zacatecas y Michoacán implementan estrategias de repatriación de migrantes

A pesar de que Veracruz es uno de los estados con mayor estadísticas de personas migrantes, no tiene una política pública ni instituciones ni estrategias de gobierno que permitan atender a las personas que están siendo deportadas de Estados Unidos a México de forma creciente en los últimos meses.

Carlos Alberto Garrido de la Calleja, investigador del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales de la Universidad Veracruzana (IIHS-UV) dijo que hasta ahora, en el país, solo dos estados: Zacatecas y Michoacán implementan estrategias de repatriación de migrantes, mientras el resto de los estados, incluido Veracruz, "solo realizan traslados de migrantes a sus lugares de origen".

Y como ejemplo mencionó, "la familia Hernández, originaria de Xalapa, fue deportada por el gobierno de Estados Unidos, a la frontera de México, y entonces, el gobierno del Estado, aquí se esta encubriendo algo, se encubre el hecho de que se les paga el pasaje de la frontera a Xalapa, y se dice, repatriamos una familia. Pero, eso no es repatriar, eso es tomar a un deportado y trasladarlos a su lugar de origen".

"En México no se hace repatriaciones, México toma a los deportados y los traslada a sus lugares de origen, porque constitucionalmente y en los tratados internacionales de derechos humanos, la repatriación demanda de toda una estrategia de organización, en donde los repatriados tienen un programa de reinserción económica y social en su lugar de origen.

Reiteró:"la repatriación exige toda una estrategia programada, planeada, concertada y articulada, que busca un fin: reincorporar a una persona repatriada a un mercado laboral, y recibir psicológica, educativa y de salud, y eso no ha pasado con un solo veracruzano deportado".

"Hay un juego de palabras en las autoridades, nos dicen hemos repatriado, pero no, no hemos repatriado, nos han deportado veracruzanos y los hemos trasladado a sus lugares de origen, pero no les hemos dado la atención de un repatriado", puntualizó.

 En lo que va del 2013, Estados Unidos ha mantenido un índice de repatriación promedio diario de mil 200 mexicanos, según cifras de organismos internacionales, mismas que señalan que la autoridad mexicana no ha establecido líneas de acción para atender a estas personas que después de varios años de vivir en otro país, quedan a la deriva en sus propios pueblos de origen.

 Por ello, Garrido de la Calleja llamó a las autoridades estatales veracruzanas ha que igual que estados como Zacatecas y Michoacán lo están haciendo, tengan una mirada más amplia sobre el fenómeno migratorio, y sean capaces de diseñar una estrategia donde articulen las instituciones sus presupuestos en favor de los deportados, de tal forma que sean capaces de reincorporarlos al mercado regional, y entorno social.

El investigador dijo que si se da atención adecuada a personas deportadas, pueden convertirse en un nicho de oportunidad para la región de donde son originarios, ya que son personas capacitadas laboralmente, y con contactos en Estados Unidos, "se pueden conocer muchos casos de personas que si regresan a México en óptimas condiciones son capaces de poner un negocio, emplear a otras personas".

Versión para impresión