• Estado

Nuevo mando en la Boticaria, llega con torta bajo el brazo

El nuevo jefe de la Sexta Zona Militar es Genaro Lozano Fausto Espinoza

Veracruz, Ver.- El nuevo jefe de la Sexta Zona Militar, Genaro Lozano Fausto Espinoza, tomó posesión del cargo, en sustitución de René Carlos Aguilar.

 

Proviene de Guerrero, la mata de las guerrillas y de los pocos lugares en donde las autodefensas han sido limitadas. El nuevo mando es conocido, de hecho, por haber hecho uso de estrategias disuasivas para evitar la proliferación de ciudadanos en busca de armarse, para cuidarse por su cuenta ante el fracaso de las autoridades.

El general arriba a Veracruz en el justo momento en que se discute en la agenda mediática la existencia de grupos de autodefensas. La semana que pasó, el presidente de  la Asociación Nacional de Consejos de Participación Cívica, Arturo Matielo Canales, adelantó que es alta la posibilidad del surgimiento de este tipo de grupos. Los factores que alientan el nacimiento de estas organizaciones están dadas en Veracruz: el fracaso del modelo policial del estado, los pocos resultado en la lucha contra la pobreza y el desempleo, así como la persistencia de la impunidad (Veracruz ha sido reprobado por el Instituto Nacional para la Competitividad en su último reporte en materia de impartición de justicia).

El empresario de la educación indicó que las autoridades siempre negarán la existencia de esos grupos, pero “las organizaciones cívicas siempre lo diremos. Que haya una alerta para toda la población, poco a poco la ciudadanía se irá armando y formando grupos de autodefensas”.

Por lo que la llegada de un personaje del calibre de Fausto Espinoza es tan significativo y puede ser interpretado como un mensaje claro de parte de la federación: total respaldo al gobierno de Veracruz para frenar a posibles grupos que busquen suplir las obligaciones de la policía. Algo que ya ha quedado de manifiesto incluso en la ciudad.

Cabe recordar, por ejemplo, tras el anuncio de vecinos de El Coyol, en agosto pasado, de que se iban a conformar en grupos de vigilancia por el incremento de los robos, al día siguiente la SSP estaba en las calles de esa zona aplicando retenes y ahuyentando posibles ladrones. Actualmente esos patrullajes ya no están y los vecinos siguen al garete.

En marzo pasado, el titular de la SSP, Arturo Bermúdez, vio las de Caín después de que unos fotógrafos documentaran la existencia de personas armadas que por las noches, tapados de la cara, salían a hacer el trabajo de la policía municipal en Piedras Negras, muncipio de Tlalixcoyan.

El duartista negó tajantemente la existencia de esos grupos; incluso, pidió cárcel para el autor de esas fotos.

Lo cierto es que en Tlalixcoyan ya son numerosos los desplegados en diarios y manifestaciones de ciudadanos que demandan más seguridad y que se quejan de la indolencia desde el MP hasta los elementos de tránsito y la policía.

En noviembre pasado surgió un presunto ejército zapatista en la zona centro del estado, lo que ha causado la movilización de tropa al municipio de Coscomatepec. Aunque se presentaron como una propuesta de fondo política, los presuntos guerrilleros, que se dieron a conocer en las redes sociales, portaban armas, las caras tapadas y se declaraban en la insurrección por culpa del mal gobierno.

Este es el panorama al que se desenvolverá el nuevo mando militar.

Así, si al general Aguilar Páez le tocó luchar, mano a mano con la Marina, contra la delincuencia organizada encarnada en el cártel de los Zetas, y devolverle la relativa paz al estado (lo que le costó la muerte de 16 soldados en dos) a Genaro Lozano Fausto Espinoza  le tocará darle una mano a la SSP para frenar el incendio que ya se extiende por Veracruz.

Y es que Fausto Espinoza la trae contra esos grupos, por lo menos con los de Guerrero ha tenido sus acercamientos y los ha definido:

“No se puede decir todo y eso es por la propia seguridad de ustedes mismos. No se puede decir todo por seguridad. Estas expresiones no son espontáneas, desde mi perspectiva no son espontáneas en todas (los movimientos civiles) y cuando algo no es esponáneo alguien mece la cuna. Desde Ayutla no son espontáneos y sí, algo lo está moviendo ¿no? Eso nos queda claro a todos”, (CNN).

Como colofón salta el detalle de que el mismo día que el nuevo general toma el mando en Veracruz, en Guerrero surge una guerrilla autodenominada: “Fuerzas Armadas Revolucionaras-Liberación del Pueblo (FAR-LP)”, que llamó a la población de Costa Chica y Montaña de Guerrero a tomar las armas contra el mal gobierno de la república.

O sea, bajo las barbas del militar se gestaba ya un movimiento de este tipo, guerrilla, como la que combatió en Los Altos de Chiapas como parte de la Fuerza de Tarea Arcoíris, la misma que fue designada por el ex presidente Ernesto Zedillo para darle en la torre a los Zapatistas de Marcos.

Versión para impresión