• Seguridad

En Tenaris-Tamsa irrumpieron ex trabajadores violentos y armados

  • E-consulta
La empresa anuncia acciones conforme a derecho por los hechos.

Durante la madrugada del 24 de diciembre, aproximadamente 120 personas encabezadas por José Carlos Guevara accedieron a las instalaciones de Tenaris Tamsa de manera violenta e ilegal, donde participaron ex trabajadores que irrumpieron con armas de fuego, golpeando e hiriendo al personal.

En una misiva, la empresa anuncia que está tomando, en estricto apego a la ley, todas las acciones que conforme a derecho correspondan por los graves hechos denunciados.

Ese día, el grupo azuzado por José Guevara, ex-trabajador y disidente del Sindicato Nacional Unidad y Progreso (SNUP), agredió al personal de vigilancia, golpeando y desarmando a dos elementos de vigilancia del IPAX en uno de los accesos a la planta.

“Del grupo de aproximadamente 120 personas que participaron, 50 son ex-trabajadores de la empresa, 10 son trabajadores en activo y el resto de los agresores no tiene ni ha tenido ninguna relación laboral con la empresa”, señala en un comunicado el centro industrial.

Asimismo, precisa que “algunas de estas personas ingresaron con armas de fuego”.

Detalla que “una vez dentro de las instalaciones agredieron de forma violenta y cobarde al personal que se encontraba en turno, buscando interrumpir las operaciones normales de la planta industrial, resultando 6 trabajadores heridos, que ya están fuera de peligro y uno de gravedad que se encuentra en las instalaciones del IMSS”.

La empresa solicitó el auxilio de las autoridades para restablecer el orden dentro de las instalaciones pidiendo el retiro de los agresores, presentándose las fuerzas del orden público quienes procedieron a salvaguardar al personal y las instalaciones.

Ante estos hechos, fueron los propios trabajadores de la empresa, actuando en defensa de sus compañeros agredidos y de su fuente de trabajo quienes desalojaron al grupo agresor.

Tenaris Tamsa ha puesto a disposición de las autoridades y está colaborando con ellas a fin de investigar los sucesos ocurridos el pasado 24 de diciembre.

La empresa afirma que “no justifica, bajo ningún concepto o argumento, una irrupción violenta o no violenta dentro de sus instalaciones industriales, fuente de trabajo permanente de casi siete mil personas”.

El centro industrial, indica que “los conflictos al interior del sindicato son totalmente ajenos a la empresa y deberán ser resueltos ante las instancias y autoridades competentes, y que la resolución o constancia de la autoridad administrativa laboral, conocido coloquialmente como “toma de nota” es el documento para acreditar la representación sindical”.

También reitera su respeto a la libertad y autonomía sindical y adelanta que sigue y seguirá convocando al respeto irrestricto a la legalidad como única vía para resolver cualquier conflicto.

“La convivencia pacífica y el diálogo abierto y respetuoso entre la empresa, el sindicato y sus trabajadores han colaborado a los resultados extraordinarios que han beneficiado el desarrollo, la inversión y el crecimiento tanto de los trabajadores, sus familias, la empresa y la comunidad de Veracruz.

“Los trabajadores de nuestra empresa han dado sobradas muestras de capacidad, profesionalismo, compromiso y valores compartidos como la seguridad, el respeto, la capacidad de superarse y el sentido de familia”, asevera.

Versión para impresión