• Sociedad

"No es posible que la sociedad se esté pudriendo tanto”: la otra Chedraui

Anita Chedraui exhorta a las personas a sensibilizarse con las clases desfavorecidas.

“No es posible que la sociedad se esté pudriendo tanto”, dijo Ana María Chedraui de Velasco, presidenta de la Fundación Chedraui, quien esta mañana encabezó la donación de medicamentos a la asociación civil Ahteca, que ayuda a pacientes con cáncer.

Entrevistada después del evento, la mujer altruista utilizó la expresión para referirse a un videojuego que observó recientemente, en donde las personas que lo juegan ganan puntos cuando bajan de un vehículo a una mujer de la tercera edad y la golpean. Además, en ese mismo videojuego, los participantes ganan puntos, cada vez que matan a un policía.

Para Ana María Chedraui, eso que se ve a través de una pantalla y está en el videojuego para niños, es un ejemplo de cómo están invertidos los valores de la sociedad actual, en donde predomina el individualismo, el sentimiento de afecto a las cosas materiales, por encima de conceptos como la solidaridad, la empatía.

María Chedraui, psicóloga de profesión, asegura que en la realidad actual, donde las necesidades cada vez son mayores, es urgente que los ciudadanos cambien su percepción de la realidad, y su forma de comportarse con respecto a los otros: “para cambiar el mundo, necesitamos cambiar del individualismo a la solidaridad”.

Y señaló: “uno puede hablar mucho, pero si no le muestra con el ejemplo, a sus hijos, el apoyo y la solidaridad a los demás, a los desprotegidos, a los que no tienen tantas oportunidades, a los que menos tienen, no va a lograr nada”.

Para esta mujer, el cambio de las condiciones de vidas actuales, donde la mitad del país está en pobreza, o padece algún tipo de necesidad en el rubro de salud, educación, la solución no está en las autoridades, sino en el seno familia: "lo que pasa es que nosotros nos quejamos mucho, pero hacemos poco, yo digo que no nos quejemos tanto de las autoridades, tratemos de cambiar nosotros, busquemos conseguir un mundo mejor, empezando por nosotros, nuestras familias y nuestros hijos”.

“Es en las familias donde debemos impulsar el cambio, en nuestra familia es donde debemos llevar a los hijos a que vean que hay otro mundo, que vean que hay personas que no tuvieron la suerte de nacer con todo resuelto, tenemos que sensibilizar. No perdamos el optimismo, y busquemos ser nosotros quienes hagamos algo bien por nuestro entorno”.

Ana María Chedraui trabaja desde hace muchos años con Ahteca, fundación que atiende a personas con cáncer. Este viernes 27 de diciembre, acudió a realizar el donativo correspondiente al 2013.

Versión para impresión