• Política

ORFIS se ensañó con municipios chicos y protegió a los grandes

  • E-consulta
Los ayuntamientos perjudicados se ubican en zonas de alta marginación y carecen de contadores capacitados.

Veracruz, Ver.- Ninguno de los ayuntamientos en los que el ORFIS (Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz) detectó inconsistencias en la Cuenta Pública 2012 pertenece a la lista de los municipios con los diez presupuestos más amplios del estado de Veracruz y en los que, se presume, también se dieron actos de corrupción.

En esa lista figuran ayuntamientos como Filomeno Mata, Chinameca, Soteapan, Atlahuilco, Astacinga, Camerino Mendoza y otros, mismos que siempre aparecen en esa lista porque pertenecen a zonas de alta marginación, indígenas, y en donde el desarrollo profesional es el más limitado del estado.

En ese sentido, no cuentan con contadores 'duchos' en el manejo de los números.

De los 38 ayuntamientos sancionados, más de la mitad, son del PAN, del PRI, 10 y del PRD, 4.

Los municipios como Veracruz, Xalapa, Coatzacoalcos, Córdoba, Orizaba, Boca del Río, por ejemplo, que son los que manejan los presupuestos más grandes, y en donde a lo largo de los últimos tres años hubo denuncias de mal uso a los recursos, no figuran.

Ni Carolina Gudiño ni Elízabeth Morales, ni menos Marcos Theurel, salen evidenciados por la lista salida de los auditores del ORFIS, y eso que durante sus trienios sobraron evidencias de que el dinero público era mal utilizado.

Esos tres alcaldes, por ejemplo, se fueron en medio de la crítica y la polémica por presuntos malos manejos que se reflejaron en malos servicios, ciudades descuidadas, protestas de proveedores, jaloneos entre mismos integrantes del cabildo sin que hubieran figurado con alguna observación mínima.

Eso sí, todo el peso de la ley y de la exhibida a los alcaldes de ayuntamientos pequeños, de regiones indígenas, y que políticamente no tienen representatividad, menos, al ser del partido contrario.

Versión para impresión