• Cultura

OSX interpretará música de Heitor Villa-Lobos

  • E-consulta
Es considerado el más importante y trascendente compositor brasileño.

El concierto de apertura de la temporada 2014 de la Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX) anuncia la presentación de cuatro partituras del brasileño Heitor Villa-Lobos (1887-1959). La dirección será del titular del organismo musical, Lanfranco Marcelletti, y los solistas serán la soprano mexicana Denise de Ramery y el pianista de origen polaco Józef Olechowski.

La convocatoria es para este viernes 24 de enero a las 20:30 horas en la Sala de Conciertos del Complejo Cultural Tlaqná, ubicado en el Campus para la Cultura, las Artes y el Deporte.

Con ello se abre una programación ambiciosa que incluye jornadas en que se presentarán al público obras de gran aliento con presencia de solistas y directores huéspedes de renombre internacional.

De Ramery es egresada de la Escuela Superior de Música del INBA y su experiencia profesional incluye actuaciones como solista abarcando diversos géneros y estilos, recientemente grabó el papel de Gretel en la ópera de Humperdinck para la compañía canadiense Théâtre Sans Fil y desde 2007 forma parte del Coro de la Orquesta Sinfónica del Estado de México.

Olechowski es bien conocido por la afición xalapeña, ya que se desempeñó como pianista en el Trío Chopin de la UV, al lado de las hermanas Anna y Agnieszka Maklakiewicz.

Con doble formación como pianista y director de orquesta, Olechowski ha desarrollado una extensa actividad artística en Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Centroamérica, Colombia, México y diversos países de Europa.

Sus registros discográficos, que suman casi tres decenas, se distribuyen a nivel internacional con las firmas BMG, Universal, EMI, Quindecim, Prodisc, Sony Music y Urtext.

Las Bachianas de Villa-Lobos

Considerado el más importante y trascendente compositor brasileño, la muerte de Villa-Lobos en 1959 fue considerada una “pérdida continental”.

Hijo de un violonchelista aficionado y madre indígena, se forjó artísticamente al margen de las instituciones y los conservatorios oficiales, y en su asombrosa creatividad resultaron determinantes los viajes que realizó al interior de Brasil, a partir de 1906. Una de estas incursiones tuvo una duración de dos años, tiempo que dedicó a estudiar la música de los indígenas de la región del Amazonas. Desde entonces, el folclore brasileño desempeñó un papel esencial en su obra, caracterizada por una absoluta originalidad formal y armónica, y libre de las convenciones del nacionalismo académico.

Polémico e inconforme, en 1915 presentó en Río de Janeiro un concierto con sus propias composiciones, en una jornada musical que chocó estrepitosamente con la mentalidad conservadora del público asistente. Sin embargo, poco tiempo habría de transcurrir para que el mundo reconociera su formidable talento y se rindiera ante el mismo. Esa colosal inventiva de Villa-Lobos le permitió generar grupos de obras extraordinariamente variadas.

Las Bachianas brasileiras constituyen un buen ejemplo de ello. Se trata de un conjunto de partituras que presentan grandes diferencias entre sí, tanto en instrumentación como en estructura. Fueron escritas entre 1930 y 1945, y se integran en un ciclo de nueve partituras. El título indica claramente la intención: una serie cuyos motivos parten del estilo contrapuntístico del maestro alemán Johann Sebastian Bach, a quien Villa-Lobos admiraba sin reservas y a quien consideraba un inagotable venero inspirador, “intermediario de todos los pueblos”.

La exigencia instrumental para las Bachianas es muy variada y va desde un concepto absolutamente camerístico (la 1 es para ensamble de violonchelos, lo mismo que la 5 con soprano, o la 6 para flauta y fagot) hasta la orquesta sinfónica.

El concierto anunciado incluye las números 6, para cuerdas; la 4, para orquesta (originalmente fue para piano solo); la 5, para soprano y ocho violonchelos, y finalmente la 3, para piano y orquesta.

Los abonos y boletos pueden conseguirse en el segundo piso de la parte trasera del Teatro del Estado (oficinas de la OSX), de 10:00 a 14:00 horas, así como en la taquilla de la misma sala.

Versión para impresión