• Congreso

PAN en contra de Cuenta Pública; PT: "es difícil votar a favor"

Diputados locales consideran que la cuenta pública 2012 oculta información y es selectiva.

El Partido Acción Nacional (PAN) anunció que votará en contra el dictamen de la Cuenta Pública 2012, por considerar que se oculta información en relación al daño patrimonial en las arcas públicas.

Los legisladores del blanquiazul argumentan que el daño patrimonial no es de 400 millones de pesos, como el Orfis (Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz) informó oficialmente, sino que podría ser mayor, incluso al doble, muy cerca de los mil millones de pesos.

En tanto, el Partido del Trabajo (a las 20:00 horas de este miércoles) informaba que aún no ha definido su voto, pero reconoce que "es difícil darle un voto a favor a la Cuenta Pública".

Fidel Robles, señala que "es una Cuenta Pública a la que le falta mucha información, no va al fondo de los problemas, es selectiva, y carece de precisión para que los diputados podamos formarnos una opinión objetiva del problema, y eso hace muy difícil el voto a favor".

En tanto, el coordinador de la bancada panista, Julen Rementería del Puerto, dijo que en la revisión que hicieron al dictamen realizaron 200 observaciones a 80 entes fiscalizables, en donde detectaron un daño mayor al informado.

De tal forma que ellos estiman que el daño patrimonial no es de 400 millones de pesos sino de mil millones de pesos.

Además, apuntó que a pesar de que plantearon estas irregularidades al Orfis, éste nunca se detuvo ha explicar o responder los señalamientos, incluso se negó a entregar documentación que sustentaba sus propios dichos.

Rementería del Puerto también se quejó de que aunado a estas acciones, este miércoles, a 24 horas de la sesión de este jueves, donde se someterá al pleno la Cuenta Pública, el PRI y sus aliados PANAL, PVEM, circularon el dictamen sin la firma del PAN.

En entrevista, el diputado panista lamentó las acciones del presidente de la comisión de Vigilancia en el Congreso local, Francisco Garrido Sánchez, quien habían dialogado horas antes y acordado hacerle llegar el dictamen.

“Yo todavía, hoy, de manera telefónica hablé con el diputado Garrido, más tarde, cerca de doce y media del día, vino aquí a mi oficina, me dijo que me lo iba a mandar para que lo firmáramos, pero no lo mandó”.

Rementería del Puerto dijo que lo correcto conforme a Ley, es que hubieran hecho llegar el dictamen a los panistas, votaran en contra o a favor, es lo que se debió hacer, por lo que calificó el hecho como una total falta de respeto al grupo legislativo del PAN al hacer lo contrario.

“Estamos frente a una práctica impositiva para sacar un dictamen simplemente con las firmas que van a votar a favor, y por otro lado, lo que tenemos es que no hubo interés por parte del Órgano de Fiscalización para entregar lo que le solicitamos: la explicación a nuestras dudas”.

Versión para impresión