• Congreso

PRI y aliados votan a favor la Cuenta Pública 2012

Cuahutémoc Pola se suma a su gemelo del PRI y respalda las cuentas del Orfis.

Con 36 votos a favor, 10 en contra y cero abstenciones, la tarde de este jueves fue aprobado el dictamen de la Cuenta Pública del ejercicio fiscal 2012, por el cual únicamente el Partido Acción Nacional y el Partido del Trabajo votaron en contra, mientras PRI, PVEM, PANAL y Movimiento Ciudadano avalaron las cuentas del Orfis.

Diez minutos antes de las dos de la tarde comenzó el proyecto de decreto del informe correspondiente al resultado de las cuentas públicas del ejercicio 2012, de los entes fiscalizables del estado de Veracruz.

La presidenta de la Mesa Directiva, Ana Guadalupe Ingram Vallines, dio paso a que los coordinadores de los diversos grupos legislativos hicieran uso de la voz para exponer su posicionamiento: Julen Rementería del Puerto, por el Partido Acción Nacional, fue el primero de ellos.

Como primer punto, el panista destacó que su partido no suscribió dicho dictamen, a pesar de que en la Gaceta Legislativa lo afirmaba, lo cual calificó como "un error de buena fe", y pidió que se corrigiera.

Posterior a ello, el diputado local dijo que su grupo legislativo se siente "plenamente satisfecho" por haber cumplido su responsabilidad de fiscalizar correctamente, aunque otras fuerzas políticas "dibujen un Veracruz imaginario".

Julen Rementería narró los hechos recientes y el incumplimiento de la legalidad existente, empezando por denunciar que su partido no recibió la Cuenta Pública 2012 el 31 de diciembre como lo marca la Ley, sino siete días después.

"Quiero suponer que la distancia que existe entre la oficina del presidente de la Comisión y las oficinas del grupo legislativo (PAN), pues pudiera haber sido el motivo del retraso en la entrega", dijo de forma sarcástica, lo cual causó una risa tímida en el diputado por el PT, Fidel Robles Guadarrama.

El diputado blanquiazul continuó, y cuestionó las observaciones realizadas por el Órgano de Fiscalización Superior al publicar únicamente 409 millones de pesos, señalando principalmente los fideicomisos del túnel sumergido, la Comisión Municipal de Agua Potable y Saneamiento de Alvarado, diversos Institutos Tecnológicos y 38 ayuntamientos.

Esto, porque aseguró que encontraron un sin número de observaciones que hicieron del conocimiento al Orfis y a los integrantes de la Comisión de Vigilancia, mediante un documento llamado Observación en el Grupo Legislativo de la Cuenta Pública 2012 y confirmado por 443 páginas, mismo que mostró físicamente en ese momento.

"El daño patrimonial tuvo una interpretación Juarista: "A los amigos, justicia y gracia, a los enemigos, la ley a secas"", dijo citando a Benito Juárez.

Una vez terminada su participación, el turno para hablar correspondía al diputado priísta Juan Manuel Velázquez Yunes, pues en ese orden levantaron la mano, sin embargo, Ingram Vallines ordenó que fuera el diputado Fidel Robles quien prosiguiera.

Esto causó molestias en el petista, quien aclaró que Velázquez Yunes había levantado la mano primero, "espero no sea una manipulación de la mesa", dijo, a lo cual la presidenta del Congreso contestó: "Es una atribución de la presidencia establecer el orden en el que van pasando los diputados".

A esta contestación, diputados de la bancada del PRI aplaudieron en forma de orgullo y aprobación.

Ante esta imposición, Robles Guadarrama lamentó que en el dictamen no se mencionara a la Secretaría de Salud, pues su mismo titular había declarado abiertamente que mantenían una deuda de 4 mil millones de pesos, y a pesar de ello la dependencia únicamente contenía algunas observaciones técnicas.

Además, el diputado local propuso dos aspectos a la comisión de Vigilancia para la próxima Cuenta Pública: una verdadera coordinación ejecutiva entre la Secretaría de Fiscalización del Poder Legislativo y la creación de una nueva Contraloría Social que incluya la participación de la ciudadanía para atender sus demandas con prontitud.

Por último, y el que ocupó menos tiempo para hablar, fue Velázquez Yunes, quien además de resaltar y justificar el trabajo hecho por el Orfis, calificó los señalamientos del PAN y PT como una estrategia para demeritar el trabajo hecho por la Comisión de Vigilancia.

"No debemos dejarnos llevar por protagonismos que demeriten el trabajo, no tan sólo de esa instancia técnica, sino de nosotros como diputados, de nosotros que hemos realizado el trabajo que se nos ha presentado", concluyó.

Versión para impresión