• Turismo

El Rey de la Alegría hace la fiesta en las calles de Veracruz

  • Juan Eduardo Flores Mateos
Anoche, la reina Marisol Aguilera “Marisol I” coronó a "Chico Samba".

Mientras el viento ondeaba entre los edificios llenos de humedad, antes, mucho antes de que la samba comenzó a sonar para dar inicio del ‘papaqui’ tradicional del Rey de la Alegría en el Carnaval de Veracruz, Erasto García Triana “Chico Samba”,  una imagen:

Un travesti vestido de rojo y con un sombrero de plástico y serpentinas que azotó sus hombros al ritmo de música salsa para abalanzarse cadenciosamente hacia cualquiera que pasara por ahí y tortearlo.

Porque ese travesti no conoció la discriminación: Tres extranjeros despistados fueron presa de las manos bailadoras de él, quien siguió su curso y misión de tortear todo cuanto pudiera.

Todo en la calle Independencia –que antes solía llamarse Principal- era una hilera de sillas blancas con gente a los costados, esa misma que portó antifaces y bigotes de imitación, que bailó a los costados y esperó el paseo donde Erasto Triana “Chico Samba” desfilaría, brioso, sobre el asfalto.

Al frente la samba y la batucada. Detrás la corte de los ex reyes que bailaron al ritmo de Justin Bieber, quizás para simular el choque generacional de nuestros tiempos: el de un abuelo chateando con sus amigos en Facebook para estar “a la moda de la chaviza”.

Después las encargadas de la corte real de llevar la corona de los ‘princesos’ en vestidos lujosos. Y después el ex rey de Carnaval “Chacharitas” con toda su corte de la Limpia Pública, a quien representó alegre el carnaval pasado.

De ahí, “Chico Samba” vestido en un traje azuloso en el que destacó un pavo real, con sus movimientos arrítmicos al estilo de la batucada 20 de Noviembre, quienes vestidos de verde lanzaron sus portentosos sonidos para que la gente aplaudiera.

“Chico Samba” tenía años esperando a ser coronado, y no fue hasta esta noventava edición que se le cumplió. La alegría de su rostro se desbordaba en cada foto que le pidieron.

“Chico Samba” terminó el paseo en Independencia para ser llevado con su corte al auditorio Benito Juárez donde sería coronado.

En el recinto, los aplausos y los chiflidos a la espera de la tercera llamada, a la que sobrevino el baile de los esculturales Mary Rumbas, una argentina, y Juan Carnaval, un brasileño que bailaron cadenciosamente para el público que venían de distintas colonias.

El desfile de los ex reyes no se hizo esperar: Vestidos de blanco desfilaron desde el más viejo Ángel Fuentes “Pato Lucas” (1974) hasta el más reciente, José Antonio “Montenegro” (2011).

El que se quedó vestido y alborotado fue Marcos Miranda “Marmiko”, quien no desfiló por viejas riñas con la mayoría de los ex reyes y ex princesos, con los que no se lleva.

Pero cuando pasó Erasto Triana “Chico Samba”, antes y después su rostro que lloraba de alegría, y sus pasos que lloraban de felicidad en cada paso de salsa, el Rey de la Alegría que dejó de ser El Rey Feo en los cincuentas hacía su entrada de gala:

El mismo traje de pavo real azuloso a la que le cayeron aplausos y besos y saludos porque todo en el Benito Juárez fue el carnaval que selló la coronación a manos de la reina Marisol Aguilera “Marisol I”, y por los aplausos del pueblo que vino a ver el espectáculo y también a la cantante “Fey” con la que terminó la celebración.

Versión para impresión