• Seguridad

Surgen vecinos 'autodefensa' en el puerto de Veracruz

  • Juan Eduardo Flores Mateos
En el fraccionamiento La Herradura reportan robos, asaltos y un tiradero de restos humanos.

Veracruz, Ver.- Molestos por los tres robos que ocurren por semana desde hace más de tres meses en su colonia, alrededor de 50 vecinos del fraccionamiento La Herradura afinan detalles de los patrullajes que realizarán, a partir del lunes, para atrapar ladrones.

“¿O nos arman o nos desarman? Ya estamos en riesgo de que la delincuencia nos asalte en nuestra propia casa. Muchos de nosotros no fuimos al Carnaval porque si vamos al Carnaval nos roban en la noche”, aseguró Federico Flores, uno de los habitantes de esta zona ubicada al norte de la ciudad.

Otro de los vecinos de nombre Javier Hernández comentó que la oscuridad provocada por falta del alumbrado público ayuda a que se den robos a casa habitación, asaltos y que el pantano sea depositario de cuerpos, que gente desconocida avienta en la colonia.

“Apenas ayer tiraron un cuerpo, y hace unos días tiraron una cabeza, ya no es un tiradero de basura aquí, sino un tiradero de cuerpos y eso es de mucho peligro, es altamente violento y nadie nos pone atención” agregó otro de los afectados.

Tan sólo el día de ayer en la calle Real del Pino acuchillaron a una vecina de ellos; y los robos son producidos por jóvenes y adolescentes que aguardan afuera de la tienda Oxxo para quitar celulares, bolsos y prendas.

También los vecinos sustentan que han pedido de manera formal a las autoridades que vayan, pero que ninguno se ha aparecido para escucharlos.

“Queremos que el funcionario funcione, que el servidor público sirva porque no se lo pedimos de gratis, para eso les pagamos (…) ¿Entonces tenemos que hacerle una manifestación de descontento? Pagamos el predial la luz, el agua y estamos al corriente con nuestros pagos y nos castigan de esa manera” exigió el vecino Flores.

Y es que esta colonia, donde según vecinos hay alrededor de mil 500 familias, no está municipalizada, razón por la que en diciembre del año pasado, la Comisión Federal de Electricidad les cortó la luz.

Uno puede darse el recorrido por este lugar y en sus calles se dibuja una oscuridad reptante, la única luz que alumbra las arterias es la que emana desde adentro de las casas, además hay hogares que han sido saqueados como en la esquina de la calle Establo, frente a un baldío, a la que le quitaron puertas, ventanas.

También las calles están llenas de cráteres de pavimento y charcos enormes de aguas negras que salen desde las alcantarillas para llenarlos.

“Nos vamos a autodefender”

“El lunes vamos a comenzar patrullajes. Queremos que se nos reconozca como una colonia que empieza a organizarse para autodefenderse” sostiene Federico Flores.

En cuanto a si se armarán con palos o machetes, dijeron que sí lo contemplan como una posibilidad:

“Yo creo que se ha visto que cuando el pueblo se organiza pues recurre a la detención de los delincuentes con lo que tengan, yo creo que en todas las casas hay un machete, no para agredir pero sí para defender nuestras calles y nuestras casas”.

Los vecinos piden a las autoridades municipales y estatales que se pongan a trabajar en cuestión de inseguridad, que les manden a la Marina, no a los policías, porque dicen que los agarran y que en seguida los sueltan.

“Queremos que la Marina ponga una revisión en la entrada de la colonia, pero seria, que den los rondines en la noche que es cuando pasan los sucesos de los robos”, agregó uno más de los vecinos.

Versión para impresión