• Nación

Bajo lupa cuentas bancarias de Jesús Reyna

  • E-consulta
EPN prometió seguridad a Michoacán.

La Procuraduría General de la República (PGR) investiga la situación patrimonial del ex secretario de Gobierno de Michoacán, Jesús Reyna García, quien está sujeto a arraigo, para determinar si sus presuntos nexos con los líderes del cártel de Los Caballeros Templarios le reportaron alguna ganancia económica, ante los indicios de que buscó una alianza con la organización para contar con el apoyo a sus proyectos políticos.

De acuerdo con una nota del periódico El Universal, autoridades federales indicaron que como parte de la indagatoria se solicitaron informes a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para revisar las cuentas a nombre del político michoacano, así como de su círculo más cercano, a fin de detectar si existen operaciones que pudieran ser clasificadas como sospechosas.

Asimismo, indicaron que personal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) está rastreando todas las propiedades que pueda tener, para determinar si sus bienes corresponden al salario que percibía como funcionario, ya que se le atribuye la propiedad de diversos ranchos en el estado, por lo que las autoridades están verificando dicha información.

Sobre el caso, El Universal solicitó a la Coordinación de Contraloría del Estado de Michoacán (COCOEM) información sobre las declaraciones patrimoniales del ex servidor público, pero Doroteo Baltazar Chávez, director de Responsabilidades y Situación Patrimonial, indicó que la Ley de Transparencia de la entidad no permite que los datos sean públicos.

Indicó que “las declaraciones de situación patrimonial de los servidores públicos del Ejecutivo estatal no se tienen en línea de acceso al público, por tratarse de información confidencial y atendiendo a la finalidad de su registro y su utilidad”.

Sin embargo, las autoridades consultadas indicaron que esta información ya fue requerida por el Ministerio Público de la Federación, para cotejar los bienes declarados por Reyna García ante el gobierno michoacano, con los datos que se están recabando ministerialmente.

La PGR tiene evidencias de que el ex gobernador interino de Michoacán, al menos desde 2011 sostuvo una serie de encuentros con los operadores y líderes del cártel de Los Caballeros Templarios.

El titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, anunció el lunes que el caso de Reyna García no es el único y hay otros políticos con posibles nexos con el narcotráfico y de otros partidos. Un reporte elaborado en marzo pasado para el secretario de seguridad pública de Michoacán, Elías Álvarez Hernández, revela que en las reuniones en las que participó el ex secretario de Gobierno también hubo otros personajes implicados.

Por ello, se prevé que en los próximos días sean citados a declarar en la PGR, Guillermo Valencia Reyes, quien en las fechas de los encuentros era entonces candidato a la alcaldía de Tepalcatepec, así como el líder de transportistas, José Trinidad Pasalagua; Armando Ballina Mayes, un asesor del gobierno michoacano y Miguel Granados Godoy, otro priísta de la entidad.

Promete Peña seguridad a Michoacán

El presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a recuperar la tranquilidad y la seguridad de los michoacanos, “cueste lo que cueste”.

De gira por Michoacán, ante el gobernador Fausto Vallejo, el mandatario federal advirtió que no se pretende politizar el tema de la seguridad, pero este objetivo se alcanzará sin importar lo que se tenga que hacer para que prevalezca el estado de derecho.

Según otra nota del periódico La Jornada, Peña Nieto destacó el trabajo coordinado entre los diferentes niveles de gobierno y los importantes avances que se han dado en meses recientes no sólo en esta materia, sino también en la aplicación de múltiples programas sociales. Sin embargo, aclaró que no se pueden echar las campanas al vuelo, pues aún es mucha la tarea por delante.

El presidente realizó ayer una gira de trabajo por la entidad. Inauguró obras de electrificación y entregó escrituras de la Comisión de Regularización de la Tenencia de la Tierra y tarjetas Liconsa. Más tarde, en Morelia, capital del estado, puso en operación el Centro de Atención de Suscriptores de Dish, empresa de televisión de paga.

En este último acto, ante directivos de MVS Comunicaciones, el jefe del Ejecutivo federal no hizo referencia alguna a las leyes secundarias de telecomunicaciones y centró su discurso en el reconocimiento a los empresarios por su decisión de invertir en la entidad, que “lamentablemente se encontraba asolada por el crimen organizado, por bandas dedicadas a actividades ilícitas e ilegales, y que tenían a la población en un clima de zozobra, de miedo y de temor”.

Fue esta situación, explicó el Presidente, lo que motivó la intervención del gobierno federal y el diseño de una estrategia para revertir ese escenario y lograr que Michoacán recupere sus condiciones de tranquilidad, orden y desarrollo.

Dijo que si bien se avanza en los temas de seguridad con la entrega de apoyos de los programas sociales, es necesario crear las condiciones para generar más oportunidades de realización y empleo, como el centro puesto en operación, con más de mil 500 nuevos empleos y una inversión de 250 millones de pesos.

La credibilidad de Fausto Vallejo “no está en duda”: Osorio Chong

Entrevistado al término del acto, el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que las acciones emprendidas por el gobierno federal distan mucho de lo que sucedió en administraciones pasadas, con lo que prácticamente descartó que se efectúe otro michoacanazo.

Osorio Chong sostuvo que la credibilidad del gobernador Fausto Vallejo “no está en duda”. Esto, tras la orden de arraigo contra el ex secretario de Gobierno y ex gobernador interino Jesús Reyna, para que sea investigado por sus presuntos vínculos con el crimen organizado.

“En ningún momento creo que una persona, el mal comportamiento de un funcionario de un gobierno municipal, estatal o federal, ponga en duda a todo un gobierno”, respondió.

A pregunta expresa, el secretario de Gobernación insistió en que las acciones del gobierno del presidente Peña Nieto dan crédito a la actuación dentro del marco de la ley, por lo que en esta entidad no se está dando otro michoacanazo como el que se dio en el gobierno pasado, cuando se detuvo a varios presidentes municipales por su presunta vinculación con la delincuencia organizada y finalmente quedaron libres.

Autodefensas rompen diálogo con el gobierno federal

Todo diálogo, negociación e interlocución "ha quedado rota" con el comisionado por la Paz y el Desarrollo Integral para Michoacán, Alfredo Castillo, advirtió ayer José Manuel Mireles, vocero de las autodefensas. Desafiante, reiteró: las armas no se entregan ni a los federales ni, mucho menos, a las autoridades estatales.

"Tengan las armas a la mano y ocultas", ordenó a un millar de sus seguidores, a los que convocó a un mitin en el tianguis limonero de Apatzingán, durante el que les pidió mantenerse alertas para movilizarse en masa ante cualquier intento por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional y, en particular, la Marina Armada, por quitarles sus rifles de asalto y pistolas.

Según otra nota del diario Milenio, el vocero sentenció que "(Castillo) es una persona non grata en Michoacán" e insistió en que solo tres de 35 comunidades del consejo de autodefensas han aceptado entregar sus armas, por lo que cualquier anuncio del gobierno federal en el sentido de que se ha alcanzado un acuerdo para la desmovilización "es falso".

Con los aires de ruptura entre autodefensas y fuerzas federales tomando cada vez más forma, esta ciudad cerró el martes en medio de un tenso estado de alerta, aislada en cierta medida del estado, al menos en lo que se refiere para las autoridades y algunas empresas que han decidido suspender sus corridas de servicios a la zona, en especial las de paquetería y refresqueras.

Al cierre de la edición, una serie de retenes comandados por integrantes de las autodefensas se mantenían en su periferia para evitar el paso de camiones del Ejército y la Marina, con el pretexto de evitar una incursión que fuerce el desarme. Fue posible ver camionetas de la Armada detenidas en los límites con Pátzcuaro, mientras que policías federales que buscaban dirigirse a Nueva Italia no pudieron cruzar y debieron regresar a su base en Apatzingán.

Quienes sí se movilizaron fueron las autodefensas, que se trasladaron en caravana motorizada —y artillada, podría decirse— desde Apatzingán a Nueva Italia y a Apatzingán de nuevo con rifles de asalto y pistolas a la vista, a manera de reto al esfuerzo federal por desmovilizar al que hasta hace poco era su grupo aliado en la pacificación del estado.

La incursión de las autodefensas en Nueva Italia y Apatzingán fue estruendosa, duró aproximadamente tres horas y cruzó por un retén federal sin que los agentes pudieran o se atrevieran a hacer gran cosa. Quizá unos 500 vehículos con personas fuertemente armadas tomaron las principales calles de ambas ciudades, a manera de demostración de músculo.

La caravana sirvió también de escaparate a las frustraciones acumuladas entre los grupos de autodefensa tras la decisión federal de dar por terminada la alianza que sostuvieron ambas partes durante los momentos más críticos de la campaña antitemplaria.

En distintos vehículos se colgaron pancartas con leyendas cortas como "Fuera Marina", "Fuera Castillo" y "¡No al Desarme!". Una de las más largas exigía el respeto al artículo 10 Constitucional, en el que se consagra el derecho a la portación de armas para ciudadanos, (aunque selectivamente sin mencionar que también prohíbe a civiles el uso de armamento reservado para el Ejército y la Armada).

Hacia las 16:00 horas, la caravana cerró en un mitin en el que Mireles pidió paciencia y unidad ante la posibilidad de que el gobierno federal insista en un desarme generalizado. Se adelantó que la estrategia inicial de resistencia contempla dos jornadas más de protestas, con movilizaciones hacia distintas poblaciones de Tierra Caliente que culminarán el 10 de abril, primer aniversario de la matanza de productores de limón que, a la postre, potenció la exigencia de seguridad de las autodefensas.

Ante unas mil personas, Mireles subió a una maceta y desde ahí, en medio de aplausos, recordó a muchos de sus seguidores de los riesgos que penden sobre el estado y que —consideró— solo una autodefensa armada puede evitar

"Hay mucha gente que quiere adueñarse de Michoacán. Algunos (de ustedes) ya han estado en un cártel y saben de lo que se trata", advirtió. "Esta lucha apenas empieza".

Versión para impresión