• Nación

Buscan eliminar pensión vitalicia para magistrados

  • E-consulta
Inviable un sistema de haberes de retiro.

Los tres partidos con mayor representación en el Congreso de la Unión –PRI, PAN y PRD– solicitarán mañana modificar los alcances del “haber de retiro” para magistrados electorales que aprobaron apenas la semana pasada, como parte de la reforma político-electoral.

Con la mencionada modificación legal avalada hace unos días, cada magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que decida retirarse del servicio púbico recibirá una suma que supera los 5 millones de pesos, equivalente a 24 meses de salario. Esta cantidad se sumará al denominado seguro de separación individualizado por 317 mil 788 pesos, que en la actualidad reciben.

Un borrador de la iniciativa para derogar la fracción 31 del artículo 209 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, que presentarán los legisladores en el marco de la Sesión Permanente, cuya copia posee el diario 24 Horas, determina el monto y el tiempo de un bono a manera de gratificación para los siete magistrados del TEPJF.

“Va a ser una gratificación —no una pensión vitalicia— para los siguientes dos años, que se empata con la limitación que los magistrados tienen para ejercer una función pública”, adelantó Fernando Zárate Salgado (PRD) al mencionado diario.

Según la nota, la gratificación de retiro equivale al salario acumulado por dos años de servicio. “Sin bonos, ni compensaciones, sólo el salario. Esto es lo suficiente para mantener la calidad de vida que tuvieron cuando eran magistrados, para satisfacer las necesidades de casa, comida y vestido”, calificó el legislador perredista.

Los magistrados electorales reciben actualmente 4 millones 206 mil pesos al año, de los cuales 2 millones 601 mil 900 son salarios; 866 mil 353 en prestaciones y 737 mil 718 por riesgo. Es decir, con esta modificación recibirán, en una sola exhibición un total de 5 millones 203 mil 800 pesos por concepto de “gratificación por retiro”.

Manlio Fabio Beltrones, coordinador del PRI, anunció la pretensión de suprimir esta pensión vitalicia y definirla como una gratificación, misma que el PRD definió como ‘‘soborno anticipado’’ para las elecciones intermedias de 2015 y las presidenciales de 2018, que serán calificadas por los integrantes del pleno del TEPJF.

Contrario a las diversas posturas emitidas en los últimos días de los magistrados electorales, la iniciativa advierte que sin esta modificación se constituiría la base “para un régimen especial pensionario de privilegio como el que gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”.

El mismo documento critica que desde el año pasado hay una minuta detenida en el Senado de la República que prevé una pensión para adultos mayores por el orden de 580 pesos mensuales y, en minutos, sin mayor discusión, se “se sientan las bases para un sistema de haberes de retiro sin reglas, sin tener un esquema de financiamiento para beneficiar a algunos servidores públicos del Poder Judicial Federal”.

“Seguramente luego del retiro pueden realizar otras labores no relacionadas con el litigio o a través de disposiciones administrativas o de otro tipo. Los Ingresos de los ministros tampoco son tan bajos como para pensar que viven al día como dos terceras partes de os asalariados que subsisten de tres salarios mínimos o menos”, advierte la iniciativa.

Recuerda que los magistrados, como todo servidor público, obtienen pensiones y jubilaciones de acuerdo a la Ley vigente. “Cuentan con un seguro de separación individualizado, que se financia con descuentos de 2, 5 o 10% del sueldo base, más compensación garantizada y un porcentaje equivalente que aporta el Tribunal”.

“Los ministros ejercen su cargo durante 9 años; en consecuencia, el pago de esta prestación puede alcanzar un monto de 3 millones 940 mil 704 pesos, equiparable al pago de los dos años en que los ministros deben estar sujetos a la disposición de un retiro del litigio durante dos años”, cita la iniciativa según la nota del diario 24 Horas.

PRD presentará iniciativa para derogar pensiones vitalicias

El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa Huerta, anunció la presentación de una iniciativa que derogue las modificaciones hechas a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, en lo referente al haber de retiro para los magistrados del Tribunal Electoral federal.

A tan solo cinco días de la aprobación de los ordenamientos complementarios de la reforma político-electoral, iniciarán la discusión para revertir esta modificación. El líder parlamentario aseguró que debido a que el contenido del citado artículo no fue parte de los acuerdos entre legisladores, la intención es “limpiar” el producto legislativo recién aprobado.

“Si no fue parte del acuerdo como se ha dicho por muchos legisladores, hay que limpiar este producto legislativo y eliminar ese artículo de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación”, sostuvo el senador poblano.

El perredista afirmó que la petición de su bancada es que se legisle en materia del haber de retiro una vez que los nuevos ordenamientos sean promulgados y publicados por el Ejecutivo Federal, por lo que confió que en breve, el presidente Enrique Peña Nieto concluya el proceso.

“No se puede iniciar la reforma a una ley sin que entre en vigor. Falta la promulgación y publicación por parte del Ejecutivo”, señaló al advertir que el PRD espera la entrada en vigor de los nuevos ordenamientos, para iniciar el proceso de impugnación.

Inviable un sistema de haberes de retiro

Expertos en derecho y ciencia política se pronunciaron por regular e incluso desaparecer los “haberes de retiro” de los que gozan en el país no sólo ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sino jueces, magistrados de tribunales de justicia y electorales, ex gobernadores y ex funcionarios.

La figura, definida como una garantía económica para servidores públicos de alta jerarquía de un Estado, tiene como fin asegurarles un retiro digno, sin exponerlos a posibles actos de corrupción.

Pero el que debiera ser un régimen excepcional, hoy prolifera; todos quieren una “pensión dorada” y hay excesos que urge acotar, advierten los especialistas según otra nota del periódico El Universal.

Coinciden que la reciente aprobación en el Congreso del “haber de retiro” para magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, puso el tema sobre la mesa y abrió un debate para regular la figura de pensiones, “haberes” y otros privilegios para funcionarios.

En los estados, los montos y temporalidad no son uniformes, pues cada Congreso local regula las percepciones, prestaciones y “haberes” para sus respectivos poderes judiciales.

En tanto, los “haberes de retiro” o pensiones tienen diferentes modalidades. Pueden ser para toda la vida (vitalicias) y al 100 % de las percepciones actuales, además de beneficios como gastos de alimentación, seguro de gastos médicos mayores, chofer, personal de apoyo, como ocurre con los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

También hay vitalicias, pero no al 100%, por ejemplo, en el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), donde los magistrados ratificados reciben 70% de sus percepciones mensuales netas durante los dos primeros años —en que tienen prohibido desempeñar cargos públicos o recibir percepciones de particulares— pero el resto de su vida sólo se les paga 50%, según la antigüedad que tengan en el cargo o en el Poder Judicial.

Hay haberes vitalicios, pero sólo parcialmente, como el del Tribunal Superior de Justicia de Campeche, donde los dos primeros años cobran 100%, pero a partir del tercer año sólo se les da 80%.

Otra modalidad es la de los “haberes especiales”, como en el TSJDF, en el que los magistrados que no son ratificados para un segundo periodo, al concluir su encargo, si tienen antigüedad suficiente, obtienen el primer año 70% de su percepción, y 50% a partir del segundo año.

En el Poder Ejecutivo, ex presidentes y ex gobernadores también gozan de ese beneficio, al igual que ex funcionarios del Banco de México (Banxico) y otras dependencias.

El especialista del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Ernesto Villanueva, dijo que el caso mexicano “es escandaloso en el plano internacional”, porque los ex presidentes son los que más ganan en todo el mundo, mientras que los jueces y magistrados son los que tienen las percepciones y pensiones más altas.

“Son cantidades estratosféricas y ayudantías inimaginables en el mundo democrático”, detalló el coautor del libro Beneficios ex presidenciales.

Villanueva criticó que los “haberes” o pensiones se regulen vía acuerdos y no en las leyes.

Jaime Cárdenas, también ex consejero del IFE e integrante del IIJ de la UNAM, explicó que a nivel internacional sólo gozan de un “haber de retiro” quienes han sido primeros ministros o ex jefes de gobierno o de Estado y con sumas moderadas.

Versión para impresión