• Nación

Gastan diputados recursos extraordinarios sin control

  • E-consulta
PRI, PAN y PRD gastan en año y medio más de 848 mdp.

Los diputados federales cada vez son más afectos a recibir recursos cuyo gasto no tienen que comprobar.

Prueba de ello es que se aumentaron una tajada discrecional que sale del bolsillo de los mexicanos y, además, eternizaron una asignación que en la anterior Legislatura no existía y que, en el inicio de la actual, era "excepcional".

Según una nota del periódico Reforma, esta nueva partida se creó en el primer semestre de la actual Legislatura y fue etiquetada como "asignaciones especiales o extraordinarias".

Sin embargo, se convirtió en fija, pues desde entonces no ha dejado de asignarse y, de acuerdo con una revisión en los reportes de gasto difundidos en la Gaceta Parlamentaria, para este tercer semestre la tajada extraordinaria fue de 521 millones de pesos extras repartidos entre todas las bancadas.

De esta cifra, el PRI acaparó 223 millones de pesos.

La partida extraordinaria es parte de otros recursos que los legisladores también gastan de forma discrecional y que son etiquetados como "servicios oficiales" u "otros servicios generales".

En total, junto con esta partida extraordinaria, ya son mil 848.2 millones de pesos los que han gastado a discreción los diputados en el año y medio de la actual Legislatura.

Para dimensionar el tamaño de esta cifra, dos ejemplos:

Si Oaxaca recibiera estos recursos, podría construir por lo menos 10 mil salas de parto para evitar los alumbramientos en la calle.

Acapulco, en tanto, contaría con fondos para desazolvar la Laguna de Tres Palos durante 12 años seguidos y evitar así inundaciones en la Zona Diamante.

Tan sólo en el último semestre de la pasada Legislatura, la tajada que recibieron las bancadas para "servicios generales" fue de 481 millones 205 mil pesos, mientras que para la actual Legislatura esa cifra creció a 616 millones 66 mil pesos en promedio por semestre.

En los últimos seis meses de la pasada Legislatura, la tajada que recibieron los grupos parlamentarios fue de 481 millones 205 mil pesos.

En tanto, en la actual Legislatura, dicha cifra creció a 616 millones 66 mil pesos en promedio por semestre.

Las fracciones del PRI, el PAN y el PRD concentraron la mayor parte de dichos fondos con un total de mil 514.2 millones de pesos entre septiembre de 2012 y febrero de 2014.

Hasta ahora, la Cámara no ha dado una justificación pública de por qué necesitan más dinero los grupos parlamentarios ni cuál es el origen o destino de dichos montos.

Las fracciones presentan informes semestrales para cumplir con disposiciones del reglamento interno de transparencia sobre los recursos que reciben y su destino, pero permanece en la opacidad el uso que le dan a las cifras más cuantiosas.

Por ejemplo, en el último informe semestral, entre septiembre de 2013 y febrero de 2014, el PRI rompió récord.

Nunca ninguna bancada había recibido tanto dinero como el tricolor en ese periodo, con 264.2 millones de pesos.

Según el último informe, la bancada priista tenía además un "guardadito" de 56.9 millones de pesos, con lo que reunió 321.1 millones de pesos en el semestre de referencia.

Sin embargo, no se gastaron todo, porque sólo dispusieron de 301.6 millones de pesos, es decir, gastaron 1.6 millones de pesos al día.

De esos 301.6 millones de pesos, el PRI informó, sin dar detalles adicionales, que 240.4 millones de pesos se gastaron en "otros servicios generales".

Otra cantidad significativa de la que no hay claridad es la destinada a "servicios de comunicación social y publicidad", donde gastaron 35.7 millones de pesos.

A diferencia de otras bancadas, el PRI reporta en ceros las erogaciones para servicios personales, que son los sueldos y prestaciones para su personal.

El grupo del PAN recibió 142.5 millones de pesos y tenía también su guardadito por 9.1 millones de pesos.

Con 151.7 millones de pesos a su disposición, el PAN reporta que se sobregiró con 6.3 millones de pesos, pues tuvo egresos por 158 millones.

Del destino del dinero, los panistas informan que en "otros servicios generales" se gastaron 57.4 millones de pesos.

Mientras el PRI no reporta gastos en servicios personales, el PAN informa que en ese rubro erogaron 51.7 millones de pesos, como fueron 19.1 millones para remuneraciones al personal permanente y 16.6 millones de pesos en "otras" prestaciones sociales y económicas. Los gastos en comunicación social fueron de 5.1 millones de pesos.

En el PRD se reportan 142.6 millones de pesos gastados en el semestre y presentó un informe breve, pues sólo da cuenta de egresos en rubros generales y sin desglose.

La cantidad de 117.1 millones de pesos se gastó en "Servicios Generales" , es lo único que se reporta del monto más significativo.

El PVEM recibió 43.9 millones de pesos y, como el PRD, el mayor monto se destinó a "Servicios Generales", en la subpartida "Servicios Oficiales", con 18.6 millones de pesos.

La bancada de Movimiento Ciudadano destinó 25.7 millones de pesos al rubro "Servicios Generales", de los 27 millones de pesos que recibió.

Sólo la fracción del PT reconoce que la mayor parte de sus recursos se entregan a los miembros de su bancada.

De 26.6 millones de pesos, más 3 millones de ahorro, el PT erogó 27 millones, de los cuales 22.2 millones corresponden a la partida "gastos de atención ciudadana de los CC. Diputados".

El Panal reporta subvenciones por 20.54 millones de pesos, de los cuales, 15.9 millones se gastaron en "Servicios Generales".

Se exceden diputados en gasto de renta de automóviles

La Cámara de Diputados apostó por ahorrar recursos bajo un sistema de arrendamiento —no comprando— 130 automóviles en noviembre de 2012, pero una revisión de los costos finales demuestra que salió 16 millones 453 mil pesos más cara la renta que la adquisición.

De acuerdo con un análisis que enviaron a la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados (Jucopo) y al Comité de Administración, se evidencia que si los diputados hubieran optado por comprar los 130 automóviles, el costo sería de 40 millones 943 mil pesos, pero al decidir por el arrendamiento, el costo fue de 57 millones 396 mil pesos.

Según otra nota del periódico El Universal, el arrendamiento de cada uno de los vehículos Toyota Corolla XLE año 2013 costó 441 mil 512 pesos por unidad, pero si los legisladores los hubieran adquirido, el valor hubiera bajado a 314 mil 948 pesos cada uno, afirma el comparativo.

Es decir, la diferencia que los diputados pagaron fue de 126 mil 564 pesos más por unidad, que multiplicado por 130 coches, dan 16 millones 453 mil pesos arriba.

El 29 de noviembre de 2012, el Comité de Administración de San Lázaro autorizó la celebración de un contrato entre la Cámara de Diputados y el proveedor Casanova Rent, por el concepto de “arrendamiento puro” de 130 vehículos que ya fueron entregados a 78 legisladores y los 52 restantes a los siete grupos parlamentarios.

Al respecto, el presidente de la Junta de Coordinación Política, el perredista Silvano Aureoles Conejo, reconoció que aún no han revisado a detalle los números, pero recordó que la decisión de arrendar era para buscar ahorros.

“No lo hemos visto, yo no sé cuánto se paga y todavía no se puede hacer un comparativo exhaustivo porque este tema está a cargo del Comité de Administración y de ahí saldrá el reporte”, indicó.

El comparativo entre los costos fue hecho llegar a la Jucopo a través de la bancada de Movimiento Ciudadano, con el fin de evidenciar la situación.

El contrato DGAJ-169/2012 firmado por la Cámara de Diputados ascendió a 57 millones 396 mil pesos a pagar en 31 mensualidades y con vigencia hasta el final de la actual de la legislatura, es decir, al 31 de agosto de 2015. Al final, los autos pasarán a ser propiedad de la Cámara Baja.

El proveedor se comprometió a que cada vehículo tendría un seguro de cobertura amplia y en caso de alguna falla mecánica, ésta debe ser reparada en un lapso de cinco días posteriores a la entrega del coche, sin costo para San Lázaro.

La empresa también se comprometió a pagar todos los derechos vehiculares de la flotilla, así como las verificaciones y el mantenimiento básico de las unidades.

Incluso, hay una cláusula que señala que durante la vigencia del contrato se podrá modificar, siempre que no exceda 20% del total del acuerdo y el precio del arrendamiento sea igual al pactado originalmente.

Los servicios comprometidos para cada auto durante el arrendamiento, son un juego de cuatro llantas, cuatro servicios de alineación y balanceo, cuatro cambios de frenos generales, un acumulador, un juego de amortiguadores, tres juegos de plumas limpiadores, dos soportes de motor y un servicio de estética general.

Pese a todos estos servicios, el análisis que se encuentra en la Jucopo sobre el costo final del arrendamiento automotriz sostiene que la contratación fue onerosa, pues el costo de la unidad —señala el documento— es de 252 mil 286 pesos; el seguro anual (por tres años) es de 33 mil 322 pesos; la verificación es mil 200 pesos, y el mantenimiento correctivo de nueve mil pesos.

El coordinador de MC, Ricardo Monreal, criticó que se haya gastado más con el arrendamiento y pidió la documentación para conocer a detalle el contrato. Requirió la bitácora de mantenimiento, la justificación de por qué no contrató directamente al fabricante, así como las ventajas de por qué Casanova Rent era un buen proveedor. 

El Senado tiene comisiones inactivas

En el Senado de la República, 22 de las 64 comisiones ordinarias han sostenido menos de seis reuniones de trabajo entre septiembre de 2013 y abril de 2014, periodo que corresponde al segundo año de la actual legislatura.

De acuerdo con informes legislativos en poder del diario 24Horas, comisiones como las de Desarrollo Municipal; Desarrollo Regional; Desarrollo Rural; Población y Desarrollo; Reforma Agraria; Asuntos Fronterizos Sur; y Trabajo y Previsión Social, son algunas de las que han sostenido menos reuniones de trabajo durante los últimos ocho meses.

Cabe destacar que el número de reuniones de estos grupos legislativos depende de que posean “materia de trabajo”, es decir, que cuenten con iniciativas que dictaminar o temas pendientes por analizar.

En el caso de la Comisión de Población y Desarrollo, que preside el senador Augusto López Hernández (PRD), está registró sólo una reunión durante el segundo año de trabajo de la LXII legislatura, sin que se dictaminara una sola iniciativa de su competencia. En el mismo caso se encuentra la Comisión de  Asuntos Fronterizos Sur, cuyo presidente es Humberto Domingo Mayans Canabal (PRI).

En el mismo periodo, la Comisión de Desarrollo Municipal, cuyo presidente es el senador César Octavio Pedroza Gaitán (PAN), sólo se reunió en tres ocasiones.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Desarrollo Regional, René Juárez Cisneros (PRI), convocó cinco veces a los integrantes de su comisión; mientras que el perredista Fidel de Demédicis Hidalgo, presidente de la Comisión de Desarrollo Rural, convocó a sus integrantes en ocho ocasiones, pero sólo seis reuniones de trabajo se llevaron a cabo.

En la Comisión de la Reforma Agraria se llevaron a cabo cuatro reuniones de trabajo y se cancelaron por lo menos otra cinco.

En cuanto a la Comisión de Trabajo y Previsión Social, presidida por el senador Ernesto Gándara Camou (PRI), no ha sostenido una sola reunión durante los últimos ocho meses.

Versión para impresión