• Nación

Acusan a líder petrolero de ser contratista de Pemex

  • E-consulta
Amado Yáñez era espléndido con funcionarios de Pemex.

El actual secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps, es socio inversionista de diversas empresas contratistas que venden servicios a Pemex y es beneficiario de millonarios contratos de la paraestatal

Igualmente, otros integrantes del comité ejecutivo nacional de ese sindicato, como Ricardo Aldana Prieto, Manuel Limón y Héctor Sosa, son socios de dichas empresas. “Ellos mismos sugieren a los funcionarios de la paraestatal los contratos de distintas obras y logran su adjudicación”, denunció la Gran Alianza Nacional Petrolera.

La organización que aglutina a opositores del sindicato petrolero envió un escrito al presidente Enrique Peña y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a quien anexaron información y comprobantes sobre los referidos contratos.

De acuerdo con una nota del periódico La Jornada, en el documento señalan que las compañías fueron creadas con prestanombres, pero en el consejo de administración de las mismas aparece Carlos Antonio Romero Deschamps y otros integrantes del sindicato, y “esta información es conocida por los altos funcionarios de la paraestatal”.

Además, indica que las empresas están adheridas al Sindicato de Trabajadores de la Construcción y Excavación (Sitrace), que fue creado y operado subrepticiamente por Romero Deschamps.

En la información entregada a la Presidencia señalan que de 2004 a 2014 Pemex “ha otorgado contratos de servicios por miles de millones de dólares, sin ser licitados públicamente y que se han ocultado a la Secretaría de la Función Pública”.

Asimismo, la paraestatal ha generado una serie de contratos de “invitación restringida”, en los que se simula licitación sin haberla y con los que fueron favorecidas compañías como Oceanografía, y empresas internacionales como Halliburton, Schlumberger, Repsol, Dowell, Phoenix Enviromental, IPC, Nabors, Protexa, Bosnor, Drilling Internacional, Consolidated Preassure Control y otras dedicadas a la perforación, según apunta esta organización encabezada por Jorge Fuentes.

Entre las empresas mexicanas que también se han beneficiado del “contratismo” de la paraestatal están Swecomex, Servicios Petroleros Ribereños, Saint Martin Construcciones, Rimsa, Flour Daniel, Pasa, Sur Petrol Inc, dedicadas a mantenimiento, y la propia Oceanografía y otras propiedad de los hijos de Martha Sahagún que prestaron servicios de alquiler de transporte marítimo, y cuyo otorgamiento de contratos nunca se hizo en forma transparente.

También indica que “algunas contratistas y subcontratistas han saqueado materiales y activos de Pemex”, y que la Secretaría de la Función Pública ha comprobado que Pemex también ha contratado “empresas fantasma” donde usan prestanombres, en complicidad con una red de funcionarios de alto nivel”.

La Gran Alianza Nacional Petrolera demanda al gobierno que como ha asegurado que seguirá una política de “no impunidad, ni solapamientos de delitos, compadrazgos ni mucho menos delincuentes intocables”, y que mantiene un frontal combate al crimen, también combata la delincuencia que ha permeado en el sindicato petrolero y que tanto daño está haciendo a la paraestatal y a las finanzas públicas.

Era “viajero frecuente” del jet de Amado Yáñez ex subdirector de Pemex

En los tiempos de auge de Oceanografía, Amado Yáñez, era espléndido y consentidor con los funcionarios de Pemex, sobre todo con aquellos que le otorgaban millonarios contratos a su empresa, por lo cual no tenía empacho en prestarles su avión particular para que viajaran solos o con su familia, cuando lo necesitaran, incluso al extranjero.

Mario Alberto Ávila Lizárraga, quien fuera subdirector de Mantenimiento y Logística de Pemex de 2010 a 2012, periodo en el que se otorgaron al menos 30 contratos con diversas irregularidades, entre ellos cinco por un monto de más de ocho mil millones de pesos en favor de Oceanografía, era de esos beneficiarios y “viajero frecuente” del avión Lear Jet 45, matrícula N 274CZ, propiedad de Yáñez, según consta en documentos del aeropuerto de Campeche en poder de Crónica.

Según otra nota del diario Crónica, el empresario, le facilitaba su avión las veces que lo pedía el  ex funcionario de Pemex  hoy prófugo de la ley por estar  involucrado en la investigación del caso Oceanografía.

La última información del paradero de Ávila Lizárraga que tienen las autoridades mexicanas es que el ex funcionario de Pemex se encontraba en Texas, Estados Unidos.

No fueron pocas las veces que Ávila Lizárraga, viajó en ese avión de Yáñez, e incluso varias veces lo hizo acompañado de su esposa María Isabel Gutiérrez Rollan, quien dicho sea de paso,  era apoderada legal de Grupo Empresarios del Sureste SA de CV, otra de las empresas sujeta a investigación por diversas irregularidades.

Entre ellas, la  sospecha de que era beneficiaria del ex funcionario de Pemex, pues entre otras cosas, licitó y le cedió el contrato  428222880 por 422 millones 479 mil 928 pesos a esa empresa que representaba su esposa.

Como se recordará  Ávila Lizárraga, es el primer funcionario de Pemex involucrado  directamente por el  director de esa paraestatal, Emilio Lozoya Austin, en la investigación en contra de Oceanografía, acusada de un fraude en contra de Banamex por unos 360 millones de dólares.

El funcionario acusó que Ávila Lizárraga entregó de 2010 a 2012, más de 30 contratos a Oceanografía. “Hubo una explosión, un incremento sustancial en los montos de contratos que se le entregaron a esta empresa” y admitió que hubo irregularidades que llevaron a aplicar la auditoría, admitió hace unos meses.

Incluso informó que Ávila Lizárraga suscribió un instrumento legal denominado adendo (añadido) al contrato 4282378555, celebrado el 23 de octubre de 2007 con la empresa Oceanografía SA de CV, donde pese a que ya había entregado su  cargo el 30 de noviembre del 2012, cinco días después, es decir el 5 de diciembre avaló ese agregado por 100 millones de pesos.

Ávila Lizárraga fue conocido por su estrecha relación con Juan Camilo Mouriño, incluso durante su campaña  por la gubernatura de Campeche, reconoció que le debe su carrera política al desparecido funcionario calderonista.

Gracias al apoyo del Juan Camilo, Ávila pasó, en menos de 10 años, de ser sólo un asistente en la campaña de Vicente Fox  a un alto ejecutivo de Pemex.

Semanas atrás, la PGR dio a conocer que además de la aprehensión de Yáñez Osuna también busca a tres personas más involucrados en el asunto de Oceanografía aunque no se revelaron los nombres,  cargos de esas personas, ni si pertenecen a Pemex, Oceanografía o Banamex.

Bitácoras del avión documentan vuelos de Ávila Lizárraga

Las bitácoras de vuelo del mencionado avión que tienen en su poder  las autoridades del aeropuerto de Campeche, tienen documentado las veces que viajaba Ávila Lizárraga en el vehículo de Amado Yáñez.

De acuerdo a esos documentos, el 10 de junio del 2011, el avión Lear Jet 45, matrícula N 274CZ, propiedad de Yáñez despegó del aeropuerto internacional  de Campeche a las 17:42 horas acompañado de su esposa María Isabel Gutiérrez Rollan.

Dos días después, el  12 de junio del 2011, regresó a ese mismo aeropuerto a las 18:48 horas con la misma acompañante.

El 11 de diciembre del 2011, también  arribó a ese aeropuerto a bordo del avión de Yáñez a las 20:51 horas, acompañado de su esposa.

En agosto del 2011 está documentado un vuelo a Panamá también a nombre de Oceanografía.

Versión para impresión