• Nación

Dejan diputados intacta la reforma en Telecom

  • E-consulta
Diputados de PRI, PVEM, Panal y del PAN avalan sin ningún cambio el paquete enviado por el Senado.

En una maratónica sesión y sin modificación alguna, la Cámara de Diputados aprobó expedir la Ley reglamentaria en telecomunicaciones y radio difusión. El documento fue remitido al Senado de la República para su revisión y posterior publicación.

En bloque, los grupos parlamentarios del PRI, PAN, PVEM y Panal obtuvieron la mayoría para aprobar la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, así como la del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano.

De acuerdo con una nota del diario 24 Horas, con la anuencia, desde temprana hora, del consejero jurídico de la Presidencia de la República, Humberto Castillejos Cervantes, y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, los legisladores dieron pie al trabajo parlamentario de todo un día.

El espíritu de la reforma de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, según marca el texto, es la de aprovechar y explotar el espectro radioeléctrico, las redes públicas de telecomunicaciones, recursos orbitales y, la comunicación vía satélite, de manera eficiente.

En el argumento, aprobado por las comisiones unidas del recinto de San Lázaro, plantea, además, conceder de manera equilibrada la prestación de servicios públicos, establecer derechos de los usuarios y situar un proceso de competencia de libre concurrencia entre sectores.

Por su parte, el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano contempla contar con una personalidad jurídica, por lo que obtendrá patrimonio propio, a fin de conducir las decisiones del interés público de estos sectores.

En la exposición de motivos, los legisladores manifestaron que su finalidad es la de proveer servicio de radiodifusión sin fines de lucro y asegurar el acceso al mayor número de personas en cada una de las entidades federativas.

Durante la sesión, el grupo integrado por el PRD, PT y MC —que sólo logró conjuntar 129 de los votos, apenas una tercera parte de la composición total de la Cámara de Diputados— advirtió irregularidades en diversos temas, como la preponderancia, radios comunitarias y acceso a comunicaciones por motivos de seguridad nacional.

Señalaron que el objetivo de la reforma constitucional, se suponía, era generar más competencia y calidad en los servicios para las personas; sin embargo, cuestionaron que la reforma “no cumple con el espíritu original”.

“¿Cómo vamos a apoyar la democratización de los medios cuando esta reforma plantea, en sus artículos 189 y 190, el bloqueo de señales, que no contempla medidas de abuso, no hay reglas de aplicación y tampoco dice cómo no se aplicará de manera autoritaria este bloqueo?”, cuestionó Lilia Aguilar Gil (PT).

“Estamos permitiendo que en nombre de la seguridad los concesionarios puedan retener información de datos, de llamadas, de los ciudadanos y no marca ni cómo ni con qué objeto, ni con qué fin”, argumentó.

El vicecoordinador del PRD, Miguel Alonso Raya, reconoció en la necesidad de proveer a la población de tecnologías de la información y comunicación, aunque puso en duda haber excluido al sector indígena del país.

“No hay medidas de fomento a los medios sociales, en especial a las radios indígenas y comunitarias que tendrán que disputar un espacio en el espectro en condiciones desiguales con los medios comerciales”, expresó.

Dijo que la reforma establece controles sobre la autonomía del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), “que la reduce a una dependencia del gobierno federal, quien debe pedir opinión para realizar labores sustantivas que le mandata la Constitución”.

Y aunque Alonso Raya manifestó su beneplácito por reducir las tarifas de la telefonía, “aun así siguen siendo limitados, por ejemplo, se cancela el pago de larga distancia nacional, pero sin ningún argumento técnico se pospone hasta 2015”.

“¿Por qué no lo hacemos? ¿Por qué no se cancela el pago de larga distancia vinculado a la publicación del decreto que aquí discutimos en estos momentos, para que no se vincule con el inicio del proceso electoral de 2015?”, refutó el guanajuatense.

A nombre del PRI, el legislador Eligio Cuitláhuac González Farías dijo que a México le urge contar con mecanismos eficientes para evitar la desigualdad de las clases sociales, que con la reforma se obtienen.

“Necesitamos construir una economía que nos permita atemperar la desigualdad social, pero buscando aprovechar las fuerzas existentes de nuestra sociedad. Requerimos de un mayor crecimiento que fomente el empleo y fortalezca el salario”, explicó.

El panista Juan Pablo Adame Alemán expresó que los cambios traerán beneficios importantes a la ciudadanía, “sobre todo en un momento en que nos hemos visto afectados enormemente por la implementación de una pésima reforma fiscal”.

“En el PAN no estamos de acuerdo por el cobro excesivo y por el costo de bienestar que tienen los mexicanos y que sufren por la elevada concentración en las telecomunicaciones”, expresó.

Manifestó que los 34 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es de los pocos en los que aún se mantiene el cobro por servicios de larga distancia o bien tarifas que colocan al país en el último lugar de estos países.

Dijo que el año entrante, “cuando los mexicanos vean que su recibo telefónico baja de precio, cuando noten que ya no les roban su saldo telefónico no usado, cuando vean que tienen acceso a cambiar con rapidez de compañía telefónica.

Cuando sientan el apoyo del Estado en cuanto a los concesionarios les incumplan, y cuando vean que tiene más canales de televisión a su alcance, sabrán que Acción Nacional pensó en todos los mexicanos, jóvenes y adultos, hombres y mujeres, de Tijuana a Mérida y de Oaxaca a Tampico”, explicó.

La otra semana aprueban en comisiones reforma energética

El Senado pretende aprobar la próxima semana, en comisiones, la reforma secundaria en materia de energía.

Senadores del PRI y PAN adelantaron que en los próximos días quedará concluida la discusión de los cuatro dictámenes, con la finalidad de que puedan ser sometidos a votación entre el lunes 14 y el martes 15 de julio.

"La próxima semana estaríamos ya en aptitud de poder tener un dictamen final que podrá ser votado", informó el secretario de la Comisión de Energía, el panista Salvador Vega Casillas, según otra nota del periódico Reforma.

El también panista, Jorge Lavalle, y el presidente del órgano legislativo, el priista David Penchyna, aseguraron que en lo que va de la discusión ya se han realizado 220 modificaciones a la propuesta del Presidente Enrique Peña Nieto.

"El tercer dictamen trae más de 80 cambios sustanciales a las presentadas por el Ejecutivo originalmente, que si lo sumamos a los cambios que presentan los primeros dos dictámenes, que son 140 cambios sustanciales, ya vamos a más de 220", explicó Lavalle.

Esta noche, los senadores concluyeron el debate en lo general del tercer dictamen y mañana jueves pretenden distribuir el cuarto y último bloque de propuestas.

Antes de cerrar los trabajos de las comisiones, priistas y panistas aseguraron que es necesario aprobar la reforma secundaria en materia energética, para evitar que México siga aislado y se mantenga como la única nación en el mundo sin actualizar el modelo de ese sector.

"México no puede seguir aislado de un modelo energético que no sea competitivo y productivo; un modelo energético que tan sólo en menos de 10 años perdió un millón de barriles de petróleo", señaló el presidente de la Comisión de Energía, el priista David Penchyna.

El legislador federal afirmó que aún cuando Pemex es una empresa productiva, sus ganancias son asfixiadas por el mantenimiento de las finanzas públicas.

Durante la discusión del tercero de cuatro dictámenes, Penchyna respondió a las críticas del PRD al sostener que hasta los países más cerrados han abierto su sector energético a la inversión privada.

"Hasta las economías más radicales, creo que algunos les gustan, han tenido la visión de cambiar su marco energético, como es el caso de Cuba o de Azerbaiyán después de una dictadura, y que el éxito económico de esas dictaduras es al que debemos aspirar", dijo.

"No me siento ni más, pero tampoco menos que un cubano, que un azerbaiyano o que un brasileño".

En su turno, el senador del PAN, Salvador Vega Casillas, coincidió en que México se ha quedado aislado durante años, ante la falta de una reforma energética.

"Hacer esto que en México es una novedad, no lo es en el resto del mundo, somos los últimos en el mundo en hacer esto", criticó.

"Eso no lo hace ya ninguna empresa en el mundo, es correr con todo el riesgo solos".

La discusión es una farsa Bartlett

El grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT) en el Senado abandonó la discusión de las leyes secundarias en materia energética. ‘‘No vamos a ser parte de esta farsa’’, advirtió el coordinador petista, Manuel Bartlett, luego de un ríspido debate que nuevamente se dio en torno al método de trabajo para dictaminar.

En la discusión ya no participó la senadora del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) Ninfa Salinas, quien la víspera fue retirada de la Comisión de Energía ante los cuestionamientos de legisladores del PRD y del PT por el conflicto de intereses en que incurre, ya que tanto ella como su familia tienen empresas generadoras de energías renovables.

A mediodía, senadores de PRD y PT protestaron y denunciaron que el PRI pasó por encima del reglamento del Senado, al forzar la convocatoria a la reunión, ya que el presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Primera, el panista Raúl Gracia, no lo hizo porque se encuentra en Nuevo León ocupado en que el Congreso estatal apruebe la armonización de la legislación estatal en materia electoral con la federal.

Ante ello, un día antes el presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna (PRI), por medio de su secretario técnico, convocó a los integrantes de la Comisión de Estudios Legislativos a la reunión de ayer martes.

Los perredistas Zoe Robledo e Isidro Pedraza, y su coordinador Miguel Barbosa, advirtieron de la irregularidad y Bartlett dijo que se trata de un proceso viciado, ‘‘una farsa’’ de la que no quieren ser parte y por ello los senadores del PT no van a participar más en la discusión en comisiones.

Versión para impresión