• Nación

Rectifica la PGR sobre caso de hijo de Vallejo

  • E-consulta
Vallejo dice que si su hijo es culpable deberá ser castigado.

La Procuraduría General de la República (PGR) giró un citatorio para que Rodrigo Vallejo Mora, el hijo del ex gobernador de Michoacán Fausto Vallejo Figueroa comparezca ante el Ministerio Público de la Federación ante la indagatoria que se abrió para determinar si tiene vínculos con el cártel de Los Caballeros Templarios.

Aunque el martes pasado, Jesús Murillo Karam, titular de la PGR, anunció erróneamente en torno a este caso que Vallejo Mora “se está trayendo para que declare y del resultado de su declaración y las pesquisas que se hagan, se tomará una decisión, como las que hemos tomado anteriormente en los casos similares y se actuará exactamente en los mismos términos y en la misma circunstancia”.

Después de esa declaración del procurador, que dio a entender que el hijo menor del ex mandatario ya estaba a disposición de las autoridades para rendir declaración, ayer las autoridades de la dependencia aclararon que se giró el citatorio correspondiente para efectuar la diligencia de interrogatorio.

De acuerdo con una nota del periódico El Universal, autoridades de la dependencia, consultadas al respecto, indicaron que el oficio que giró la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) es para que Vallejo Mora comparezca ante el Ministerio Público, por el momento, en calidad de testigo, ante la existencia del video de más de 18 minutos en el que aparece en una reunión con el líder de la organización criminal Los Caballeros Templarios, Servando Gómez, La Tuta.

Detallaron, sin embargo, que “no se tiene fecha para que se presente”, ya que sólo se le requirió para que declare, sin fijar fecha u hora para su comparecencia, por lo que no se le apercibió con alguna sanción en caso de no presentarse, ya que él ha declarado públicamente que acudirá al citatorio que giró la SEIDO.

Vallejo dice que si su hijo es culpable deberá ser castigado

En dos días, el ex gobernador de Michoacán Fausto Vallejo cambió su posicionamiento. Pasó de defender a su hijo Rodrigo de los señalamientos que mencionaban una vinculación con Servando Gómez, La Tuta, líder de Los Caballeros Templarios, a decir que “deberá aclarar las causas que motivaron su proceder” y que debe ser castigado “si se acredita que asistió por voluntad propia” a los encuentros con el narcotraficante.

Según otra nota del periódico La Jornada, el lunes por la noche se dio a conocer un video de un encuentro de Rodrigo Vallejo con La Tuta. El martes el ex mandatario aseguró que su hijo fue una víctima del crimen organizado, porque fue obligado a reunirse con el capo mediante dos levantones (privaciones ilegales de la libertad) en un día, y que lo amenazaron con asesinar a su hermano Fausto si no se reunía con ellos.

Pero ayer señaló “Enfáticamente lo digo: que se le castigue conforme a la ley. Sin embargo, si se comprueba que asistió bajo amenazas e intimidaciones en contra de su voluntad, esto deberá ser sopesado por las autoridades competentes. Confío en mi hijo, pero deberán ser las autoridades las que deslinden responsabilidades”.

En la misiva, difundida a través de redes sociales, el ex mandatario michoacano defendió su labor en los cargos que desempeñó: “los michoacanos me conocen, saben quién soy y cómo me he entregado a fondo en mi trabajo de partido y de gobierno, y que nunca he tolerado ni toleraré que se transgreda el imperio de la ley. Saben que mi actuar siempre ha sido apegado a derecho y que en consecuencia he sido congruente en mi vida pública y privada”.

Ayer mencionó que, como lo hizo del conocimiento público en su momento, “diversos empresarios y presidentes municipales habían sido obligados a reunirse con delincuentes, y en ese contexto fue en el que mi hijo me manifestó que había sido víctima de un levantamiento cuando yo me encontraba fuera del país por el tratamiento médico que es conocido por todos”. Pero escribió que desde su persona, su familia, y cualquier otro ciudadano, “se debe investigar y proceder conforme a derecho corresponda”.

La presunta vinculación de Rodrigo Vallejo con Los Caballeros Templarios fue uno de los temas que denunciaron desde 2013 integrantes de los grupos de autodefensa que actúan en Michoacán; sin embargo, fue hasta el 14 de junio de este año cuando, a través de la cuenta de Twitter Valor Por Michoacán, se difundió una imagen de una reunión en la que Rodrigo Vallejo aparece con La Tuta.

El lunes la agencia de noticias Quadratín dio a conocer el video cuya duración es de 18 minutos y 40 segundos. La Tuta y Rodrigo Vallejo hablaron sobre la situación de Michoacán y la salud de su padre. Aseguró al líder templario que fue sometido a cinco intervenciones para remplazar órganos, entre ellos el páncreas, el hígado y los intestinos. Además, sostiene que “hay tres gobernadores en Michoacán”.

La Tuta cuestiona a Rodrigo Vallejo, apodado El Gerber, sobre la confiabilidad del ex jefe de Gabinete de su padre, Guillermo Guzmán, a lo que el joven responde: “Memo es la mano derecha de mi papá, por eso le estoy diciendo que hay tres gobernadores”.

Durante la conversación, también se escucha a La Tuta decir “oye, aquí las cosas están muy mal, de la chingada, nosotros ni preguntamos”, además de ofrecer “rectificar para mantener en paz las cosas que sean necesarias”, a lo que El Gerber responde resaltando la necesidad de “formar un grupo para La Empresa”.

Los vínculos de Vallejo lo incriminan

Uno de los vínculos más evidentes que Rodrigo Vallejo tendrá que explicar ante los fiscales es con La Tuta. Como este diario dio a conocer ayer, la PGR tiene indicios de por lo menos tres encuentros entre ellos sólo en el 2013. De dos de ellos hay evidencia visual con fotos y video.  Fue este factor lo que detonó que se le citara a declarar.

Pero no se trata del único, según las fuentes consultadas. Existen testimonios en los que se advierte que el hijo de Fausto Vallejo también tenía contacto con otras figuras del crimen desde hace varios años, entre ellas Arnoldo Rueda Medina, alias La Minsa, mando del grupo de La Familia Michoacana y de otro sujeto con el alias de La Borrega.

Según denuncias ciudadanas, que aún están siendo verificadas, El Gerber facilitaba actividades al grupo delictivo relacionadas con cobros de derecho de piso y secuestro.

Las fuentes ministeriales consultadas por el diario 24 Horas señalaron que estos  indicios  podrían dar paso a acusaciones relacionadas con delincuencia organizada o por lo menos encubrimiento, pero antes de poder proceder se necesitan esclarecer las circunstancias en que se habría dado la posible colaboración así como la red de vínculos correspondiente.

Versión para impresión