• Salud

Mitad de la población mayor de 50 años, puede padecer hemorroides

  • E-consulta
Con frecuencia son consecuencia del esfuerzo para evacuar el intestino; otros factores son el embarazo, el envejecimiento y el estreñimiento

Las hemorroides son venas hinchadas y dolorosas en la porción baja del recto o  ano, así lo declaró el médico de la Coordinación de Prevención y Atención de la Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la delegación Veracruz Norte, José Luis Barradas Velásquez.

Con frecuencia son consecuencia del esfuerzo para evacuar el intestino. Otros factores son el embarazo, el envejecimiento y el estreñimiento crónico o la diarrea.

Refirió que las cifras existentes en el Seguro Social determinan que aproximadamente la mitad de las personas tienen hemorroides a los 50 años. El síntoma más común de este problema dentro del ano es sangre roja brillante en las heces, en el papel higiénico o en el escusado.

“Si tiene hemorragia rectal debe acudir a su clínica u hospital más cercano a consultar al médico. Es necesario asegurarse que la sangre no sea a causa de un cuadro más serio, como un cáncer colorrectal o anal. Si tiene hemorroides grandes, es posible que requiera cirugía u otros tratamientos”.

El médico dijo que este mal es muy común, especialmente durante el embarazo y después del parto. Éstas resultan del aumento de la presión en las venas del ano. Dicha presión provoca que las venas se hinchen, haciendo que duelan, particularmente cuando se está sentado.

“Las hemorroides pueden estar dentro o por fuera del cuerpo: las hemorroides internas se presentan justo dentro del ano, donde comienza el recto y las hemorroides externas que ocurren en el orificio anal y pueden colgar por fuera del ano”.

Con respecto a los síntomas explicó: incluye prurito anal (picazón), dolor anal especialmente mientras se está sentado, sangre roja brillante en el papel higiénico, en las heces o en la taza del inodoro, dolor durante la defecación y una o más protuberancias duras y sensibles cerca del ano

“Un médico puede diagnosticar las hemorroides simplemente examinado el área rectal. De ser necesario, se pueden realizar exámenes de guayacol en heces (muestra presencia de sangre) y anoscopia”.

Por otro lado indicó que el tratamiento abarca cremas corticosteroides, cremas para hemorroides que contienen lidocaína para ayudar reducir el dolor y los ablandadores de heces ayudan a reducir el esfuerzo y el estreñimiento.

“Como recomendación  en el IMSS decimos a los pacientes que utilicen ropa interior de algodón, eviten el papel higiénico con perfumes o colores; usar toallitas para bebés y tratar de no rascarse el área”.

Finalmente dio a conocer que la cirugía que se puede hacer para tratar las hemorroides incluye ligadura con banda de caucho o la hemorroidectomía quirúrgica. Estos procedimientos generalmente se utilizan para pacientes que presentan dolor o sangrado intensos y que no hayan respondido a otra terapia.

“La sangre en las venas hinchadas puede formar coágulos y el tejido circundante puede morir. La cirugía con frecuencia se necesita para extirpar hemorroides con coágulos. El paciente debe tomar mucho líquido y una dieta rica en fibra -frutas, verduras y granos integrales-”.

Versión para impresión