• Nación

Cuatro grupos tras las dos nuevas cadenas de televisión

  • E-consulta
Se hará una valoración sobre su capacidad técnica, económica y la oferta de cobertura para determinar su viabilidad.

A la licitación de dos cadenas de televisión digital abierta se inscribieron “más de cinco empresas y menos de diez”, señaló el comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), Fernando Borjón, ante la decisión de ese órgano regulador de no dar a conocer la información sobre el proceso, para que no haya especulación y para no incidir en la oferta económica y de cobertura de los interesados.

Después de participar en el Foro Internacional de Telecomunicaciones, convocado por el Atlantic Council que dirige Peter Schechter, Borjón explicó que el pleno del Ifetel no consideró necesario promover la controversia constitucional en contra de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), pues cinco comisionados coincidieron en que el instituto puede trabajar y encaminarse a dar resultados con la ley tal como está.

De acuerdo con una nota del periódico La Jornada, el comisionado dijo que la autonomía la concede la reforma constitucional y sobre esa base van a trabajar. El comisionado negó que hayan evitado promover ese recurso legal al que tienen derecho para no enfrentarse al gobierno federal, sino por la convicción de que el Ifetel tiene las herramientas necesarias para cumplir con el mandato constitucional que se le encomendó.

Un día después de que se cerró el plazo para que los interesados en participar en la licitación de señales para conformar hasta dos cadenas nacionales de televisión digital abierta presentaron sus solicitudes de opinión favorable, Borjón informó que se dio la concurrencia esperada a esa convocatoria, y comentó que los interesados son “más de cinco y menos de diez empresas”.

Explicó que no puede precisar una cantidad porque al parecer hay participantes duplicados, es decir, que presentaron solicitudes con dos nombres pero son un mismo agente económico, lo cual se verificará cuando se cruce la información y se establezcan los vínculos.

“Ya se presentaron, si los conozco no lo puedo comentar, son menos de diez y más de cinco, pero tenemos concurrencia e interés. Están analizando sus números. No digo un número preciso porque al parecer hay empresas que están duplicadas y puede pasar que al momento de comprobar los vínculos veamos que se trata de la misma empresa con diferente nombre”.

Haber presentado la solicitud no quiere decir que las empresas ya estén dentro del concurso, sino que con toda la información que presenten el Ifetel hará una valoración sobre su capacidad técnica, económica, la oferta de cobertura y, sobre todo, si no están vinculados a otros grupos con lo que se pudiera presentar una situación de concentración de mercado o monopolio.

“Hubo concurrencia, la esperada. Nadie tiene cobertura de 100 por ciento; hay zonas del país que no están cubiertas, sólo sería posible por vía satelital pues son comunidades muy dispersas. Hay distintos niveles de cobertura a nivel nacional, por eso planteamos reglas de cobertura por estado a nivel nacional, para que cuando se haga la oferta sea por cobertura y buscando maximizar la oferta económica que tiene que superar el valor mínimo de referencia”, señaló el comisionado.

Grupo radio Centro confirma su participación

Francisco Aguirre, presidente de Grupo Radio Centro, confirmó que va por las nuevas cadenas nacionales de televisión y dijo que, hasta el momento, tiene la certeza que ya tiene tres competidores en las licitaciones.

En entrevista, precisó que ellos son Manuel Arroyo, propietario de Comtelsat y del periódico El Financiero; la familia Maccise, de Grupo Mac Multimedia, y Olegario Vázquez Raña, dueño de Canal 28 y de Excélsior.

Sin embargo, aseguró estar confiado en que su experiencia no sólo en el negocio de la radio, sino también en televisión abierta de 1967 a 1972 en Canal 13, además de su conocimiento sobre las audiencias, le pueden ayudar a ganar.

"La inversión que se requiere para esto (montar una o dos nuevas cadenas de televisión) es muy cuantiosa, pero tenemos prevista una estrategia que es una mezcla de capital propio y proveniente de instituciones financieras y socios", afirmó el empresario según otra nota del periódico Reforma.

Señaló que tiene preparados planes de infraestructura que, por un lado, contemplan utilizar la que Televisa está obligado a compartir por ser preponderante; y otros que no incluyan esos recursos.

"Un escenario es contar con nuestras propias instalaciones, por ejemplo aquí en el Valle de México tenemos dos grandes búnkers con la mayor tecnología para radio, pero que también podemos incluir (en ellas) las instalaciones de televisión, requeriríamos transmisores y antenas", explicó.

Un buen equilibrio entre contenido y atender las necesidades de los anunciantes será la fórmula que no perderá de vista Francisco Aguirre en caso de resultar ganador.

Aplican multa de 53 mdp a Televisa

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió imponer una multa a Televisa por 53 millones 838 mil pesos.

Esta sanción se deriva de un litigio iniciado por la extinta Comisión Federal de Competencia (CFC), por lo que el IFT resolvió que faltó a los acuerdos convenidos cuando se le autorizó la compra de Televisión Internacional (TVI).

De acuerdo con una decisión tomada por el Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el 15 de agosto, la Unidad de Competencia Económica (UCE) del regulador podría incluso disolver la compra autorizada por el anterior regulador en la materia.

"En caso de no dar cumplimiento a la condición establecida en el inciso D del resolutivo tercero de la resolución en un plazo no mayor a 30 días naturales, el IFT tendrá por no cumplidas las condiciones y dejará sin efectos la autorización de la concentración", señala el documento según la nota del periódico Reforma.

El regulador resolvió --4 a 3 votos-- que Corporativo Vasco de Quiroga (CVQ), filial de Televisa, no cumplió con el apartado tercero de la resolución de la entonces CFC, ahora Cofece, en la que se establecía que, como condición para no afectar la competencia en telecomunicaciones, no podía tener miembros del consejo de administración en otras empresas de televisión o audio restringidos.

La empresa incumplió debido a que, antes de realizar otra concentración con Iusacell autorizada en 2012 por la antigua CFC, tuvo ejecutivos en esa compañía.

Analistas aplaudieron la decisión, pero advirtieron sobre los retos hacia adelante.

"Creo que el IFT, como autoridad de competencia en telecom, debe plantearse que (en adelante), cuando imponga compromisos para aprobar una fusión o adquisición, tenga una área específica que se dedique a monitorear y a evaluar el cumplimiento de ellos para identificar oportunamente cualquier falta", comentó Víctor Pavón-Villamayor, experto en competencia.

Por otro lado, también el 15 de agosto, el IFT decidió por unanimidad en lo general que no se cometieron prácticas monopólicas relativas en el mercado de publicidad en televisión y en el de venta de contenidos por parte de Grupo Televisa (GTV).

Telmex y MVS --por Dish-- aseguraban que la empresa se había negado a venderle espacios de publicidad, además de que le había dado condiciones distintas a sus filiales para venderle contenido de televisión abierta, entre otras prácticas, para desplazarlos del mercado.

Según el IFT, no hubo elementos que permitieran concluir que la conducta de GTV y Televisa tuvo como objeto o efecto desplazar indebidamente a otros agentes económicos del mercado de TV restringida.

Versión para impresión