• Migrantes

Reportero se despoja de sus zapatos para donarlos a migrante

  • E-consulta
"Oíga, y esos zapatos, los utiliza", le dijo un migrante al reportero de Liberal del Sur Sendic Aguirre.

Coatzacoalcos, Ver.- "Oíga, y esos zapatos, los utiliza", le dijo un migrante al reportero de Liberal del Sur Sendic Aguirre.

Sendic Aguirre y otro grupo de periodistas arribaron al albergue de migrantes para tener información sobre la caída abrupta del tránsito por las vía del ferrocarril después de que el gobierno de Enrique Peña Nieto le prohibió a los centroamericanos el subir a lomos de la Bestia.

Organizaciones internacionales han repudiado el hecho y en los albergues que operan en Coatzacoalcos, se estima que el flujo de centroamericanos en tránsito sin documentos ha caído hasta en un 50 por ciento.

El reportero, el escuchar la pregunta del catracho, de inmediato se despojó de su calzado y se lo entregó.

Los aplausos de los demás periodistas y de los migrantes no se hizo esperar, incluso, hubo hasta lágrimas de gusto porque el migrante, que se identificó como Norwin, se encontró con su igual, un ser humano, en la persona del también periodista de sistema informativo Radio Hit.

Luego Norwin contó a los periodistas que desde hace muchos días hace el trayecto de la muerte, de Tenosique, Tabasco, a Veracruz, por montes, riscos, ríos, cañadas, evadiendo a los cazadores del Instituto Nacional de Migración, a la policía local y a los delincuentes que los ponen a cuota.

El tramo es complicado, cientos y cientos de kilómetros dejados atrás, y sobre la plancha de sus pies las ampollas y las llagas le lastiman.

Pero Norwin relató que ese dolor, no se compara en nada al que se siente en el alma con lo que se padece en Honduras, donde el hambre, el desempleo y la pobreza están desplazando a comunidades enteras.

Coatzacoalcos es para los centroamericanos uno de los puntos más críticos. El padre Alejandro Solalinde ha dicho que es la "capital de los secuestros". La Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha estimado que Coatzacoalcos representa uno de los puntos más peligrosos por la existencia de bandas que extorsionan y secuestran a indocumentados.

Versión para impresión