• Universidades

Estudiante de la UV denuncia tortura y acoso de policías

  • E-consulta
El estudiante de la facultad de Historia, fue acosado, interrogado y hasta torturado por policías vestidos de civil, cerca de la facultad.

Xalapa, Ver.- Estudiantes de la Unidad de Humanidades de la Universidad Veracruzana, dieron a concer en rueda de prensa y a través de un comunicado, la denuncia de uno de sus compañeros, estudiante de la facultad de Historia, quien fuera acosado, interrogado y hasta torturado por policías vestidos de civil, quienes intentaron obtener información sobre lo acontecido en la Asamblea Estudiantil realizada en esta unidad, la semana pasada.

A continuación, transcribimos el comunicado íntegro del joven, quien por motivos de seguridad, no estuvo presente en esta conferencia.

A la comunidad estudiantil del Área de Humanidades

A la comunidad Universitaria

Al público en general

La comunidad estudiantil de la Facultad de Historia de la Universidad Veracruzana denuncia que el pasado día jueves 23 de octubre el presente año alrededor de las 20:00 horas uno de nuestros compañeros, del cual por motivos de seguridad omitimos su nombre, salió de la ex-Unidad de Humanidades, retirándose de la Primera Asamblea General Estudiantil; mientras se dirigía rumbo a la Avenida Mártires 28 de agosto se percató que un sujeto vestido de civil y con radio en mano se encontraba parado en la esquina entre las calles de Ezequiel Alatriste y Francisco Moreno observando hacia el auditorio Jesús Morales Fernández en donde se estaba realizando la ya antes mencionada asamblea, prosiguiendo su camino sin prestar gran importancia a esto.

Minutos más tarde, mientras caminaba sobre la transitada Av. Mártires 28 de agosto fue interceptado por el sujeto anteriormente visto, quien le mencionó “que querían hablar con él” nuestro compañero se dió cuenta del plural de su petición, por lo que volteó para buscar a las demás personas encontrando a unos metros de él, una patrulla pintada con los colores de la policía Estatal la cual no contaba con placas ni con número de patrulla y en el interior de ésta, se encontraban tres sujetos igualmente vestidos de civil, al regresar su mirada, fue cuestionada su relación con la Unidad de Humanidades, si había estado presente en la Asamblea y sobre los acuerdos a los que en ésta se llegaron, preguntas a las que se negó a dar respuesta, argumentando que no existía motivo alguno para hacerlo, por lo que en consecuencia a su negación fue tomado por la espalda por dos de los sujetos que se encontraban en la patrulla, lo introdujeron a la misma tapándole con una chamarra su rostro para así trasladarlo al Cuartel de policías de San José.

Llegando al mencionado lugar, nuestro compañero solicitó que le fuera informada la razón o el delito por el cual lo estaban levantando, a lo cual entre burlas y ofensas respondieron que “ellos no necesitaban de excusas o razones, que nos podían levantar cuando les diera la chingada gana” [sic], razón por la cual advirtió que podía demandarlos. Para lo cual continuaron los insultos así como comentarios en los que los oficiales le decían que nadie le haría caso a dicha demanda.

Acto seguido fue puesto dentro de una celda a la que fue llevado a base de empujones dentro de la cual continuo el interrogatorio a lo que sólo contestó que “vamos a tomar clases, y que no había nada de líderes que todos somos compañeros iguales en humanidades” [sic], al no dar nuevamente una respuesta satisfactoria a sus preguntas, continuó la agresión tanto física como emocional pero ésta vez colocándole sobre el rostro un paño que previamente había sido rociado con gas pimienta mientras golpeaban las rejas de su celda con macanas, la agresión continuó, mientras que las personas que ya se encontraban detenidas gritaban a los oficiales preguntando por su delito y solicitándoles que detuvieran la agresión al joven. Agresión a la que nuestro compañero contestó declarando que “no hablaría más” [sic] y ante su reiterada negativa los hombres, salieron de su celda dejándolo dentro, por lo que nuestro compañero exigió su derecho a realizar una llamada a lo que los oficiales solo se rieron y continuaron su camino.

Siendo hasta el día siguiente que otro policía (éste ya uniformado) entro a su celda y le dijo que ya podía retirarse, por lo que él se levantó y salió del cuartel de San José sin que nadie lo detuviera o le dijera algo en su camino, siendo para éste punto las 16 horas del día 24 de octubre de este año.

Como miembros de una comunidad estudiantil con una formación histórica y humanística reconocemos y declaramos que lo anterior se enmarca dentro de políticas de represión, tortura y terror que el Estado mexicano se encuentra implementando sobre los pueblos, sociedades y comunidades que habitamos en el territorio. Con esta violación a los derechos humanos queda claro que no sólo son los normalistas de Ayotzinapa, ni los periodistas o activistas sociales los únicos que son perseguidos, acosados y desaparecidos; pues tal privación de la libertad es una Desaparición forzada y por tanto un delito de lesa humanidad, así como una agresión directa a la sociedad.

Como alumnos de la Facultad de Historia de la Universidad Veracruzana:

Reclamamos, basta a las desapariciones forzadas, VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS.

MANIFESTAMOS NUESTRO REPUDIO E INDIGNACION por las agresiones perpetuadas a nuestro compañero, en clara violación a sus derechos humanos.

EXIGIMOS A LAS AUTORIDADES de la Universidad Veracruzana y demás autoridades competentes, defender la integridad de los miembros de la comunidad universitaria.

HACEMOS RESPONSABLE AL GOBIERNO EN TODAS SUS INSTANCIAS de cualquier violación o agresión física o psicológica de nuestros compañeros.

Así mismo invitamos a la comunidad universitaria y a la ciudadanía en general a manifestar su repudio ante el evento y del que fue víctima el alumno de la Facultad de Historia de la Universidad Veracruzana.

ATENTAMENTE

Alumnos de la Facultad de Historia UV

 

(El Comité Universitario de Lucha, suscribe esta denuncia)

Versión para impresión