• Mundo

Enfrenta América Latina un mínimo crecimiento

  • E-consulta
Alicia Bárcena Ibarra, secretaria ejecutiva de la Cepal afirmó que la región desaprovechó “su tiempo de bonanza”.

El crecimiento promedio de América Latina para el 2014 rondará en 1.4%, lo que representa el nivel más bajo del último lustro, señaló José Ángel Gurría, secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Durante su participación en el X Encuentro Empresarial Iberoamericano, el cual se lleva a cabo en paralelo a la XXIV Cumbre Iberoamericana en Veracruz, Gurría detalló que tras una fase de expansión económica, la región está en fase de desaceleración.

De acuerdo con una nota del periódico Crónica, el secretario general de la OCDE expuso que de materializarse este pronóstico, sería la primera vez en los últimos 10 años que América Latina crecerá menos que el promedio de los 35 países de la OCDE.

Enfrentar el desafío es para Gurría "muy complicado", pues no sólo depende de lo que ocurra en las propias naciones de la región sino en el resto del planeta. El crecimiento potencial regional es de 3%, de acuerdo con los datos del organismo internacional.

Añadió que  la capacidad de crecimiento de la región "es bastante limitada. En ausencia de estos elementos positivos que hemos tenido y que han incidido en el crecimiento de los últimos años, lo que tenemos es una limitada capacidad de crecimiento endógeno".

América Latina presenta una serie de desafíos estructurales y cuellos de botella que afectan su competitividad y capacidad de desarrollo como la productividad, informalidad, frágil estado de derecho, logística ineficiente y débil competencia.

Por su parte, Alicia Bárcena Ibarra, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), afirmó que la región desaprovechó “su tiempo de bonanza”.

“Creo que América Latina pudo haber hecho mucho más para invertir, para realmente hacer de esta variable, la inversión, el principal puente entre el corto y el mediano plazo”, manifestó Bárcena según otra nota del periódico Excélsior.

Como parte de los resultados que se dieron a conocer dentro de la XXIV Cumbre Iberoamericana, advirtió que en consecuencia el ritmo de expansión económica regional será el más modesto de los últimos cinco años, pues los pronósticos de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se ubican en el rango de 1.0% a 1.5% en 2014.

Lo que la Cepal propone, dijo Bárcena, es apuntalar la inversión para que con el espacio que tengan los países en lo fiscal y en lo monetario se orienten a infraestructura y a la formación de capacidades y de competencias endógenas.

“Creemos que en la región es urgente cambiar la cultura de los privilegios por la cultura de la igualdad y eso requiere lo que nosotros le llamamos una  ciudadanía fiscal; es decir, que el que más tiene pague sus impuestos, porque la única forma de que el Estado va a poder reaccionar y  responder a este desafío de inversión, de educación e innovación es pagando impuestos.

“Y si los empresarios quieren  que haya ese círculo virtuoso entre innovación, educación y productividad, pues tienen que  participar y ésa es su forma de hacerlo”, expuso.

La secretaria de la Cepal insistió en que no volverá el auge de la región que se tuvo por varios años, y ejemplificó la desaceleración actual del comercio, que en 2011 era del 23% del valor y para este año de 0.8%.

“Entonces ese motor está por lo menos volando bajo; el consumo, volando bajo”, agregó.

El informe Perspectivas económicas de América Latina 2015; educación, competencias e innovación para el desarrollo destaca que, a pesar de que México es una de las dos grandes economías de América Latina y del Caribe, su crecimiento no ha sido el mejor.

“En 2014 el crecimiento económico de las principales economías de América Latina estaría liderado por el Estado Plurinominal de Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Perú y la República Dominicana, que registrarían expansiones entre el 4% y el 7%.

“La evolución de las dos principales economías de la región sería notablemente diferente: el crecimiento económico en México repuntaría hasta el entorno del 2.5%, similar al de Chile, mientras que Brasil crecería menos del 1%”, se lee en el estudio.

Versión para impresión