• Estado

Fiscalía no esconde cuerpos; sigue la búsqueda de Moisés: Bravo

  • E-consulta
La única línea fuerte de investigación es el conflicto que tenía con el alcalde de Medellín de Bravo, Omar Cruz

Xalapa, Ver.- (AVC) La única línea fuerte de investigación que se tiene en el caso de desaparición del periodista Moisés Sánchez Cerezo es el conflicto que tenía con el alcalde de Medellín de Bravo, Omar Cruz, declaró el fiscal Luis Ángel Bravo Contras.

En reunión que mantuvo con periodistas de la ciudad de Xalapa y en presencia del secretario de gobierno, Gerardo Buganza Salmerón, aseguró que es mentira que la Procuraduría General de República (PGR) no quiera atraer el caso, tras puntualizar que los avances de la investigación se realizan adecuadamente.

Agregó que se ha descartado que alguno de los cuatro cuerpos encontrados en la entidad pertenezca al periodista: “¿Qué ganaría yo con esconder un cuerpo?”; dijo el fiscal al señalar que la búsqueda del comunicador no se ha detenido, a quien por cierto continúa sin reconocer como periodista por dedicarse a otros oficios como el de taxista, activista y comerciante.

“Pero aquí nunca se ha desacreditado o diluido que Moisés era una persona que ejercía su libertad de expresión (...) Es un caso de un ciudadano como cualquier otro, sostenía distintos oficios escribía algo, era activista social y también era taxista”.

Insistió en que la relación de los cuerpos queda descartada por falta de pruebas físicas reconocidas por el hijo de Moisés Sánchez, además de las pruebas genéticas realizadas en laboratorio.

En la reunión programada desde el pasado viernes después de la marcha del gremio para exigir la aparición de su colega, se cuestionó sobre la tardía intervención de la dependencia a su cargo al momento de la desaparición.

Al respecto justificó que en realidad la labor fue entorpecida por los policías municipales de Medellín de Bravo, de los cuales 13 se encuentran arraigados porque no se ha esclarecido si esa lentitud en la forma de actuar de la policía municipal fue por complicidad. Por esa razón se está analizando aún si se amplía la sentencia de arraigo.

Sobre el papel de la PGR en el caso, aclaró que ya tiene una investigación del caso a través de la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión (Feadle) y que coadyuva con la investigación estatal pero no se puede otorgar el caso totalmente a menos que se compruebe una relación con la delincuencia organizada.

Finalmente Luis Ángel Bravo recordó que hasta el momento han declarado sobre el caso de Moisés Sánchez 60 personas, 35 de ellas pertenecientes al gobierno municipal de Medellín de Bravo.

Y acusó que el tema se ha querido politizar, “alguien ha pretendido diluir la línea de investigación, ha querido politizar esto y llevarlo a otros escenarios pero sigo sosteniendo que la línea más sólida que se tiene es el señalamiento en torno a diferendos que sostenía con el alcalde, y que han sido corroborados”.

A pesar de eso no se tienen elementos aún para culpabilizar o exonerar al alcalde a pesar de que él en su declaración niega tener algo que ver con el caso pero reconoce tener algunos roces con el desaparecido.

Los periodistas aprovecharon para manifestar su inconformidad con la forma en que fueron resueltos los casos de los diez periodistas asesinados en la entidad y los cinco periodistas que continúan desaparecidos.

Pidieron concretamente que se acelere la investigación para encontrar con vida a Moisés Sánchez, así como que se alerte a todo funcionario público que no debe existir ni una próxima amenaza u hostigamiento a los periodistas veracruzanos.

Versión para impresión