• Política

Vázquez Maldonado, ejemplo de la pequeñez política: de la Torre Jaramillo

  • E-consulta
Responde Eduardo de la Torre Jaramillo a las declaraciones de Fernando Vázquez Maldonado

A Fernando Vázquez Maldonado, ejemplo de la pequeñez política que se produce en Veracruz

Por Eduardo de la Torre Jaramillo

De acuerdo a la nueva legalidad electoral en estas precampañas para elegir diputados federales se desarrollarán en el lapso comprendido entre el 10 de enero y el 16 de febrero de 2015, pero ¿qué pasa cuando sólo hay un precandidato de algún partido político en la etapa de precampaña?; esta respuesta va dirigida para quienes no tienen ideas y si diatribas y alharacas (ya que es lo único que les queda ante la nueva realidad jurídica político-electoral), de acuerdo al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, se restringe hacer proselitismo en etapa de precampaña a los precandidatos únicos, porque se consideran “actos adelantados de campaña”.

Continuando con la línea de interpretación anterior, en diciembre de 2011 según el magistrado Pedro Esteban Penagos López afirmó en un fallo jurídico que: “Los precandidatos únicos no tienen que lograr el apoyo de todos los militantes, no tienen permitido hacer en precampañas actos de proselitismo abierto a la población. Si un precandidato único hace proselitismo, son actos anticipados de campaña, porque eso no se apega a la actualización en la reforma”. En ese mismo orden de ideas, el magistrado Constancio Carrasco se pronunció por establecer una restricción: “Es necesario que existan dos o más precandidatos, pero quien es precandidato único tiene limitaciones en el tema, y lo que se pretende garantizar (es) el principio de equidad de la contienda”.

La ley es muy clara, las precampañas se dirigen a la militancia de los partidos políticos no a la sociedad en general, y aquí no cabe ninguna excusa, ni por tragedia ni por desastres naturales; y a todas luces es reprobable que se viole la ley electoral con el pretexto de que se fue a solidarizarse frente a una tragedia una simple aspirante a una candidatura a la diputación federal, hecho contrario según la crónica periodística en donde únicamente se va a medrar con el dolor de la gente, y esa es la especialidad de los oportunistas, léase la siguiente crónica http://www.radiover.info/nota/21057/estatal/acude-elizabeth-a-sepelio-como-enviada-del-gobernador.html#.VNBtZGiG91Y. Saque sus propias conclusiones estimado lector y pregunte: ¿por qué involucróla precandidata única a la autoridad municipal y estatal?; acaso es que ya se sabe perdedora y es mejor que anulen su candidatura a perder estrepitosamente la elección.

Entiendo la desesperación del PRI en el Distrito Urbano de Xalapa, cuando su clase política local y la sociedad en general le envían un claro mensaje a la precandidata única: “Usted si está sola”, y aparecen los voceros con “boletines de prensa” propios de un sistema autoritario con una pésima redacción, sin coherencia, sin ideas y lo peor su evidencia de que el lenguaje es porril; me recordaron la breve novela de Miguel de Cervantes Saavedra “El Coloquio de los Perros”; cuando a los perros (Cipión y Berganza) les dotan de habla y recuerdan a sus amos.

Recomiendo que en el debate público se produzca entre personajes políticos que estén a la altura de las circunstancias y no con un ujier que da más pena leer que se hace onanismo político del pasado inmediato con supuestos partidos políticos.

Finalmente, afirmar que se asistió a una tragedia para ayudar (o ayudarse con los votos) es deleznable; el problema se presenta cuando la moral priista, (“que es un árbol que da moras”, definición que acuñó el priista potosino Gonzalo N. Santos);se pretende perpetuar, y cuando  actualmente ya no es un asunto de moral sino de legalidad electoral; y si de supina ignorancia hablamos, pues hay que recordar que siendo presidenta del PRI le hizo un homenaje a “Don Aldo Colosio”. 

Versión para impresión