• Espectáculos

Luis Miguel planta a público yucateco; el show no será reprogramado

  • E-consulta
El Sol no quiso alumbrar Yucatán. ¿Cómo estará la cruda?

Luis A. Boffil Gómez, corresponsal

Mérida, Yuc. “El Sol” se ocultó en Yucatán y no salió más. En su gira nacional llamada Deja vu, el afamado y polémico cantante Luis Miguel dejó plantado, el sábado en la noche, a las casi 8 mil personas que pagaron su boleto para verlo actual en el Coliseo Yucatán, el moderno centro de entretenimiento y conciertos de la entidad, ubicado al norte de esta capital.

El concierto estaba programado para comenzar a las 9:30 de la noche pero, simplemente, de El Sol ni sus luces.

A las 11 de la noche, con un público ya enfurecido, uno de los representantes del Coliseo Yucatán tomó el micrófono, confrontó al público y anunció: “señoras y señores, simplemente Luis Miguel se metió a su cuarto, pidió botellas de alcohol y se está emborrachando. Pedimos una gran disculpa”. Rápidamente desapareció del escenario.

Gran parte del público reunido comenzó a chiflar y a recordarle su progenitora al artista y a los empresarios. “Cule… Cule…”, se escuchaba en el moderno foro de espectáculos.

Luis Miguel arribó al medio día del sábado a Yucatán y fue alojado en la hacienda Temozón Sur, en Mérida, un sitio exclusivo para turismo nacional e internacional de altos recursos económicos. Una suite VIP cuesta, por noche, alrededor de 6 mil dólares.

Según los empresarios que se vieron afectados, para evitar que se cancelara la presentación enviaron hasta un helicóptero para el traslado del famoso intérprete, pero ni así cumplió el compromiso pactado.

Al final, en los camerinos se registró una fuerte discusión entre los empresarios y los representantes del artista. El show no será reprogramado y el pago de las entradas serán reembolsadas, pero no se dijo cuándo.

El Sol no quiso alumbrar Yucatán. ¿Cómo estará la cruda? 

Con información de La Jornada

Versión para impresión