• Estado

Dan libertad a veracruzana torturada por elementos de la Marina

  • E-consulta
El magistrado del Tercer Tribunal Unitario con residencia en la ciudad de Xalapa dictó la resolución dentro del juicio de amparo 88/2013.

Veracruz, Ver.- (AVC) El magistrado del Tercer Tribunal Unitario con residencia en la ciudad de Xalapa, Arturo Gómez Ochoa, concedió la libertad absoluta a Claudia Medina Tamariz, veracruzana sobreviviente de tortura física, sexual y psicológica a manos de elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar).

La resolución se dictó dentro del juicio de amparo 88/2013, el cual promovió la quejosa para que se declarara inválida la única prueba que mantenía el proceso en su contra, que era el parte informativo de los elementos de la Marina.

Con anterioridad, la jueza Tercero de Distrito con residencia en Boca del Río, Cándida Hernández Ojeda, decidió negarle la libertad por desvanecimiento de datos.

Sin embargo, la veracruzana obtuvo su libertad absoluta después de dos años de batalla legal.

De acuerdo con el Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez” y Amnistía Internacional, el caso de Claudia Medina Tamariz ejemplifica que la tortura sexual hacia las mujeres es sistemática por parte de agentes del Estado.

Según el expediente, Medina Tamariz fue torturada durante 35 horas y acusada falsamente por el delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército Mexicano, utilizando como única prueba un parte informativo que presentaron los elementos de la Semar.

El parte se relaciona estrechamente con la detención y retención ilegal, incomunicación y tortura de la que fue víctima.

El 7 de agosto de 2012, Claudia Medina Tamariz, de 34 años, fue detenida en su domicilio de manera arbitraria por elementos de la Semar, y luego de 36 horas de tortura física, sexual y psicológica —incluidas amenazas hacia su familia, descargas eléctricas, asfixia y vejaciones sexuales—, la obligaron a firmar una declaración auto inculpatoria.

Después la presentaron ante los medios de comunicación con una versión falsa sobre su detención y acusada de formar parte del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

El Centro Prodh y Amnistía Internacional exigió constantemente que los hechos se esclarecieran para que Claudia gozara de justicia, verdad y reparación frente a las violaciones a los derechos humanos que sufrió. 

Versión para impresión