• Política

Salen libres líderes de autodefensas en Michoacán

  • E-consulta
Aunque fueron acusados y detenidos por el delito de tentativa de homicidio, la justicia determinó que actuaron en legítima defensa.

Por actuar en legítima defensa mientras estaban reconocidos por las autoridades estatales como autodefensas, se determinó la liberación de Hipólito Mora y 26 de sus seguidores, según ordenó el juez de la Séptima Sala Penal en Michoacán.

De acuerdo con fuentes con conocimiento del caso, Luis Antonio Torres, alias El Americano, podría también salir mañana, aunque no se dijo con qué parte de su grupo, además indicó que una persona si permanecerá internada y se le seguirá investigando.

El dictamen indica que la libertad lisa y llana se determinó cuando se acreditaron violaciones a los derechos humanos, la legitimidad sobre los grupos de autodefensa, pero sobre todo la legitima defensa, según se informa en una nota del diario 24 Horas.

El grupo de en total 29 personas estaban consignadas en el penal de Mil Cumbres, a las afueras de Morelia, desde el pasado diciembre acusados de tentativa de homicidio.

La resolución judicial se basó en estos tres puntos trascendentales por los cuales se confirmó a través de las pruebas aportadas por la defensa de los procesados que en el enfrentamiento hubo una legítima defensa, mientras que durante la detención y consignación hubo violaciones a sus garantías individuales, mientras que los grupos de autodefensa, estaban legítimamente reconocidos por las autoridades estatales.

El primero es relativo al marco referencial de carácter sociológico, así como el contexto social.

En este punto el juez tomó en consideración que el grupo de autodefensa tuvo legitimización; es decir, un reconocimiento institucional, y se conformó luego en Fuerza Rural.

El segundo elemento se refiere a “un argumento de carácter humanista, tomando en cuenta el respeto a los derechos humanos”.

Finalmente, el tercero que se trata de la aplicación del marco normativo del estado, donde se acreditó la legítima defensa de los imputados en los hechos del pasado 16 de diciembre en La Ruana.

Los hechos del enfrentamiento en La Ruana

El pasado 16 de diciembre, dos grupos antagónicos liderados por Hipólito Mora y Luis Antonio Torres se enfrentaron en la comunidad de La Ruana, municipio de Buenavista Tomatlán, Michoacán.

El saldo fue de 11 personas muertas, entre ellas el hijo de Mora Chávez, de los cuales seis habrían sido personas afines a Hipólito y los cinco restantes a El Americano.

Ese mismo día, el entonces comisionado federal, Alfredo Castillo, dijo que la balacera se desató por el “encono histórico” entre ambos líderes de autodefensas.

Ese día no hubo detenidos, pero las autoridades llamaron a los participantes a entregarse. Así, el 27 de diciembre Mora Chávez y 26 de sus compañeros se entregaron ante autoridades estatales y de inmediato fueron recluidos en el penal Mil Cumbres.

Después de ese día, en las inmediaciones de La Ruana se realizaron bloqueos, al parecer para evitar la detención de Luis Antonio Torres y sus seguidores, sin embargo el 30 de diciembre se entregaron 10 miembros de este grupo.

Finalmente el 23 de febrero Jesús García Bejarano, considerado uno de los hombres más cercanos a El Americano, fue detenido al estar implicado en el mismo caso.

Elementos del Ejército Mexicano y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) realizaron la detención de García Bejarano, a quien le fue asegurada un arma larga con ocho cargadores abastecidos.

Narcos piden a jueces protección

Los capos que antes alardeaban de su poder político, económico y armado, ahora piden a las autoridades federales protección en contra de incomunicación, tortura física y psicológica, aislamiento, extradición, entre otros.

Tal es el caso de Omar Treviño Morales, alias El Z-42, quien presentó dos demandas, una en contra de la “extradición temporal y traslado a Estados Unidos de América”, y otra por actos privativos de la libertad, “ilegal retención y su ejecución”.

De acuerdo con otra nota del  diario 24 Horas, ambos juicios, 218 y 232/2015 respectivamente, quedaron radicados ante el Juzgado Séptimo de Distrito de Amparo, quien le concedió la suspensión de plano y provisional en contra de los actos que reclama El Z-42 quien se caracterizaba por la crueldad y la violencia con la que trataba a sus víctimas, cuando lideraba el cártel de Los Zetas.

Treviño Morales subió a la rejilla de prácticas del Juzgado Segundo de Procesos Penales Federales donde rindió su declaración preparatoria por los delitos de portación de armas de uso exclusivo del Ejército y operaciones con recurso de procedencia ilícita.

Mientras tanto, sus cómplices Juan Pablo Téllez de la Cerda y Ricardo Aurelio Torres se reservaron su derecho a declarar.

Los tres inculpados solicitaron la duplicidad de término constitucional, de 72 a 144 horas, por ello, será hasta las 18:35 horas del próximo viernes cuando el Juez defina la situación jurídica como parte de la causa penal 23/2015.

Otro de los líderes criminales que se caracterizó por su amplio poder corruptor, fue Servando Gómez Martínez, alias La Tuta, el último líder de Los Caballeros Templarios, quien presentó una demanda de amparo en contra de tortura psicológica y física.

La demanda 195/2015 quedó radicada en el Juzgado 14 de Distrito de Amparo quien le dio entrada al juicio y ordenó buscar al quejoso para verificar si ratifica su demanda.

Cabe destacar que este juicio fue presentado en primera instancia ante el Juez Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal con sede en Jalisco, quien declinó competencia a su homólogo en el DF, que aceptó llevar el juicio presentado por La Tuta el pasado 4 de marzo, a 5 días de su captura, efectuada el pasado 27 de febrero.

Mientras tanto, el Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales, dictó la formal prisión en contra de los ocho sujetos detenidos junto con Servando Gómez, por su responsabilidad en los delitos contra la salud, posesión de armas, y cartuchos de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas.

Versión para impresión