• Sociedad

Miles de niños no saldrán ni de su casa durante estas vacaciones

  • E-consulta
Según estudio, en México no es prioridad el derecho al disfrute del juego y la cultura.

Laura Poy Solano

La falta de recursos, el empleo de sus padres o la inseguridad son algunas de las razones por las que muchos niños no saldrán de la ciudad de México en estas vacaciones.

Recluidos en sus domicilios o en casas de familiares y amigos, miles de menores pasarán este periodo de asueto, que concluye el 12 de abril, lejos de playas y centros recreativos, e incluso de la posibilidad de acudir a parques y plazas públicas.

Andrea tiene ocho años y estudia tercero de primaria. Vive en Nezahualcóyotl y le gustaría ir a la playa, pero sus vacaciones las pasará en casa de su abuela, en la colonia Morelos, donde sus padres se dedican al comercio.

Mi hermano y yo nunca salimos. Si tenemos suerte nos dejan bajar al estacionamiento del edificio, pero no salimos porque dicen que es peligroso. El parque o las plazas públicas tampoco son opción: “los más grandes no tienen tiempo y mi papá llega muy noche; no hay quien nos cuide en la calle”, afirma.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó que en el mundo, al menos 15 por ciento de los niños deben laborar antes de destinar tiempo a aprender y jugar. De los 2 mil 200 millones de menores que viven en el planeta, casi dos de cada 10 no están exentos de realizar trabajos que menoscaban su derecho a la protección contra la explotación económica e infringen su derecho a aprender y jugar.

En el informe El estado mundial de la infancia 2014, el Unicef señala que 11 por ciento de las niñas contraen matrimonio antes de cumplir 15 años, lo que compromete garantías básicas, como salud, educación y protección.

En el país, de acuerdo con un reporte alterno elaborado por la Alianza por los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en México, que agrupa 23 organizaciones de la sociedad civil, cinco colectivos e investigadores, no es prioridad el disfrute del derecho al juego y la cultura.

En el documento denominado Garantía de derechos de niñas, niños y adolescentes. Miradas al Estado mexicano, difundido en junio pasado, advierte que prevalece una visión de la cultura, el juego y el esparcimiento como actividades preventivas de la delincuencia, trastocando su valor.

Como ejemplo, citan el programa de Rescate de Espacios Públicos, impulsado por el gobierno federal, mientras la creación de nueva infraestructura deportiva no contempla medidas para garantizar el juego y el descanso de los menores.

Respecta al acceso a áreas verdes, el informe advierte que es un “grave problema en las ciudades”. En el caso del Distrito Federal, señala que existen cinco metros por habitante, seis en Colima y Tampico, pero en urbes como Monterrey, Guadalajara, Tijuana y Puebla incluso puede llegar a ser menor a cuatro metros.

Además, detecta que hay un reconocimiento legislativo parcial de los derechos enunciados en el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño, en el que se señala que los estados reconocen el derecho del menor al descanso, el esparcimiento y el juego, así como a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y las artes.

Advierte que en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, así como en nueve normas estatales “sólo se menciona el derecho a la recreación y/o actividades lúdicas”, mientras en dos más no existe mención alguna del derecho al juego.

Con información de La Jornada http://bit.ly/19Mg7tH

Versión para impresión