• Estado

¿Y nosotras que festejamos?: Madres de desaparecidos

  • E-consulta
Madres de decenas de hombres y mujeres desaparecidos en Xalapa, buscan en todo el estado de Veracruz y el resto del país "ensangrentado".

Xalapa, Ver.- (AVC) "Y nosotras que festejamos?" reclamaron las madres de decenas de hombres y mujeres desaparecidos en Xalapa, en todo el estado de Veracruz y el resto del país "ensangrentado".

Las madres de los desaparecidos marcharon desde la avenida 20 de noviembre, las calles Xalapeños Ilustres y Enríquez para bloquear por espacios de unos minutos a fin de exigir justicia al gobierno de Veracruz, la Fiscalía General del Estado y la Procuraduría General de la República (PGR).

Al iniciar el recorrido los familiares vestidos de color blanco en su mayoría, marcharon en absoluto silencio, pero después cuando fueron aproximándose a Xalapeños Ilustres, casi al centro de la ciudad, comenzaron a reclamar al gobierno del estado, porque los dejaron en la indefensión.

Al Grito de “Vivos se los llevaron, vivos los queremos” las mujeres caminaron por las calles, mientras que la gente se les sumaba y los automovilistas les daban muestras de apoyo a través de los silbidos y claxon.

Cuando las madres de familia arribaron a la plaza Sebastián Lerdo reclamaron también a la iglesia católica, al arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios porque prefiere atender "intereses políticos" que defender a los desaparecidos.

Además, las familias reclamaron al arzobispo de Xalapa, el motivo por el cual los dejo desamparados, cuando en otros estados de la República Mexicana, incluso en el mismo estado de Veracruz, otros sacerdotes se han sumado a la causa de encontrar a los desaparecidos.

“Hipolito Reyes Larios ¿Con quién estás? Con la justicia de Dios o con la justicia de las víctimas, contéstame arzobispo. Desgraciadamente no vemos nada, que tristeza, que dolor, qué sentimientos tienes con la humanidad, no te muevas por tus intereses políticos, nosotros lo hacemos por el amor de Dios, porque somos madres, somos incansables, y que Dios lo perdone”, dijo una de las madres.

En lonas, cartulinas, mantas y camisetas, las madres de familia llevaban impresas las fotografías del hijo o a hija que buscan, sus nombres, sus edades, sus características, y el número de averiguación previa ante la Fiscalía General del Estado y la PGR.

También pidieron por los desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, “los masacraron, los mataron, o ¿Dígannos dónde están?” y comenzaron a contar desde el número 1 hasta el 43.

Exclamaron estar hartas de que las autoridades intenten excusar sus fallas en materia de seguridad e investigación, bajo el argumento de que sus hijos probablemente estaban vinculados a una organización delictiva.

“Lo primero que nos dicen es que si nuestros hijos estaban metidos con los criminales, que si vendía droga, que si era narcotraficante. ¿Qué no ven cómo vivimos? Somos gente pobre pero honrada y no lo debemos cuentas a nadie”, dijo una de las madres, que no podía hablar por el llanto que le ganaba.

Versión para impresión