• Política

“Tienen miedo” de explicar que hicieron con el préstamo: Julen

  • Ernesto Leyva
El diputado local Julen Rementería dijo que el dinero pudo terminar en las campañas pasadas.

Xalapa, Ver.- El integrante de la Comisión de Hacienda del Estado en el Congreso local, Julen Rementería del Puerto, aseguró que los funcionarios de la Secretaria de Finanzas y Planeación (Sefiplan) tienen miedo de explicar a los diputados locales cuál es el monto real de la deuda pública del estado.

Es por eso que la mayoría del PRI protege de manera “facciosa” a Antonio Gómez Pelegrín para evitar que explique, por medio de una comparecencia, por qué se contrató un nuevo crédito de más de mil 300 millones de pesos.

“Los funcionarios de la Sefiplan, ni quien los manda tiene el valor de venir al Congreso a explicar qué es lo que han hecho, porque no tiene argumento para explicar algo que sea congruente o que a los veracruzanos los deje satisfecho, tiene miedo de venir al Congreso para dar cara”.

Insistió que en las última semanas solo se han replicado manifestaciones de todo tipo ante la falta de pago del gobierno, la más reciente -con la que amanecimos este miércoles- fueron pensionados que tomaron la Sefiplan, porque no se les ha depositado el pago correspondiente al mes de junio.

Y como ellos, está los investigadores de la UV, que tampoco han recibido sus pagos por el trabajo realizado, y en otro momento se han manifestado músicos, constructores, empresarios y proveedores, “es un verdadero desorden lo que ocurre”.

Dijo que si bien ya no se requiere la autorización del Congreso para contratar más préstamos, por lo menos deberían tener la cortesía de explicar en qué se gastó el dinero, “tener la decencia de decir que se ocupó para A, B o C”

Afirmó que lo declarado recientemente por Mariela Tovar, presidenta de la Comisión de Hacienda del Estado sobre la contratación del crédito, solo pone en evidencia que ni los priistas sabían de qué se incrementó la deuda pública.

Señaló que su argumento, de que el dinero se pudo usar para renegociar la deuda, solo pone en evidencia que se quiere justificar y causar el menor daño posible a la imagen del gobernador, porque el pagar rédito u otros créditos sería lo menos malo en lo que se pudo haber destinado el dinero.

El riesgo, afirmó, es que se haya invertido en las campañas a diputados federales o se usara para gasto corriente.  

Avc 

Versión para impresión