• Migrantes

Habitantes de Coatzacoalcos piden reubicar el albergue para migrantes

  • E-consulta
Los colonos afirmaron que están inconformes debido a que algunos centroamericanos se drogan, ingieren bebidas embriagantes

Coatzacoalcos, Ver.- Habitantes de la colonia Coatzacoalcos exigen la reubicación del albergue para migrantes, que administra la Pastoral de la Movilidad Humana de la Diócesis de Coatzacoalcos, así como el desalojo de las decenas de indocumentados que llegan a ese lugar buscando refugio.

Los colonos afirmaron que están inconformes debido a que algunos centroamericanos se drogan, ingieren bebidas embriagantes e incluso sostienen relaciones sexuales en la vía pública a plena luz del día.

Además, denunciaron que hace un par de años causaron la muerte a una persona luego de una riña, cuyos actos son frecuentes por parte de los extranjeros.

En un oficio con fecha del 13 de abril del año en curso, dirigido al gobierno municipal, los vecinos solicitaron el cierre del albergue, pero hasta el momento no han tenido respuesta por parte de las autoridades y menos de la Iglesia Católica.

Los inconformes reprocharon que viven en una de las colonias con mayor alto de marginación en Coatzacoalcos, pues prácticamente no cuentan con servicios.

“Los asaltos se han incrementado, si usted pide un taxi a las siete u ocho de la noche en el centro hacia la colonia Coatzacoalcos dicen que no quieren entrar aquí y si vienen son 30 o 40 pesos que nos quieren cobrar. No hay servicio urbano, no hay seguridad pública, no hay alumbrado público, no hay pavimentación y oiga todavía nos meten, nos imponen a estos señores aquí”, expresó Tomás Ricardez Farfán, quien vive al lado de la Casa del Migrante.

En entrevista, afirmó que él y sus vecinos están hartos de la presencia de los indocumentados. Incluso, consideró que las autoridades están más preocupados por ellos que por los propios mexicanos.

Al respecto, los migrantes reconocieron que algunos de los viajeros han causado desmanes pero aclararon que la mayoría viene de paso o buscan trabajo para obtener ingresos y continuar con su trayecto.

José, migrante que salió de el Salvador, agradeció los apoyos; sin embargo, afirmó que hace falta más ayuda por lo que buscan emplearse pero la iglesia no se los permite.

El entrevistado pidió que se aplique la ley para quienes incurran en conductas delictivas durante su estancia en Coatzacoalcos. 

Avc

Versión para impresión