• Nación

EPN ofrece disculpas a quienes se indignaron por la Casa Blanca

  • E-consulta
Afirmó que la conclusión de la investigación es que las conductas de las partes involucradas fueron legales

El presidente Enrique Peña Nieto dijo que la investigación de la Secretaría de la Función Pública demostró que su conducta y la de su esposa Angélica Rivera fueron apegas a derecho.

Dijo estar convencido que la conducta del Presidente de la República y la de los servidores públicos debe estar apegada a derecho y que sus acciones no deben producir desconfianza.

Peña Nieto se comprometió a que en el siguiente periodo ordinario de sesiones enviará la ley reglamentaria del Sistema Nacional Anticorrupción para restaurar la confianza entre la población.

“La idea central es que los mexicanos recuperemos un valor perdido: la confianza en nosotros mismos porque es algo fundamental para crecer como país”, dijo.

Por la mañana, Virgilio Andrade, titular de la Secretaría de la Función Pública, exoneró al presidente Enrique Peña Nieto, a la primera dama, Angélica Rivera, y al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de algún posible conflicto de intereses por la adquisición de inmuebles a empresas que obtienen contratos millonarios del gobierno federal.

“La conclusión de esta exhaustiva investigación es que las conductas de las partes involucradas fueron legales y que no existieron dichos conflictos”, dijo.

En este contexto, el mandatario ofreció una disculpa a quienes se hayan sentido indignados por los señalamientos que apuntaban a una relación ventajosa de la inmobiliaria en la obtención de contratos en el gobierno federal.

“Sin embargo, estoy consciente y reconozco que estos acontecimientos dieron lugar a interpretaciones que lastimaron e incluso indignaron a muchos mexicanos. A todos ellos les ofrezco una sincera disculpa”, dijo.

El presidente dijo que durante la investigación él y su familia vivieron momentos muy difíciles, sobre todo Angélica Rivera.

Aseguró que su esposa es una madre ejemplar, con mucha entereza y solidaridad.

Reconoció que la conducta del presidente de la República y la de los servidores público o debe generar desconfianza ni sospechas entre la población.

"Es posible vencer a la corrupción, es posible construir un México más libre", dijo. 

Versión para impresión