• Municipios

CEDH abre queja contra ayuntamiento de Minatitlán por exhibir a personas con VIH‏

  • E-consulta
Divulgaron datos personales de personas con VIH, varias personas fueron víctimas de discriminación e incluso perdieron sus empleos

Coatzacoalcos, Ver.- La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) abrió una queja en contra del ayuntamiento de Minatitlán por divulgar los datos personales de personas con VIH, lo que dio pie a que varias personas fueran víctimas de discriminación e incluso perdieran su trabajo en aquel municipio.

En el oficio PVI/0313/2015, la CEDH advirtió que la regidora Dulce Mariel Ruiz Sánchez y el responsable del área de Profilaxis de la Clínica de la Mujer, Adrián Ficachi Rosario, habrían incurrido en hechos violatorios de derechos humanos, al atentar contra la confidencialidad de datos personales.

Una de las personas agraviadas decidió interponer una queja ante el organismo el 22 diciembre del 2014. Ahí, el quejoso señaló que la regidora novena le había expedido un permiso para laborar en un antro de vicio, el cual contenía información personal y confidencial acerca de su condición de salud, pese a su trabajo no consistía en el sexo servicio.

La CEDH determinó que “se le estaba coartando y prohibiendo realizar actividades que tuvieran que ver con el sexo servicio, emitido de manera abierta y pública, difundiendo y revelando datos personales e información confidencial y reservada del citado quejoso, entre los cuales, su nombre y condición de salud, propiciándose con ello que se enteraran varias personas de su padecimiento, entre los cuales se encuentran quienes fungían en ese momento como sus patrones, y por lo que finalmente fuera despedido”.

El organismo catalogó como inaceptable esa situación, pues además el permiso condicionaba al quejoso a acudir periódicamente a un Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits).

Lo anterior, provocó al quejoso ser víctima de discriminación por parte de sus patrones, quienes lo despidieron pese a que su tarea era cobrar los boletos de los clientes que desearan estar en privado con las bailarinas.

Además, la CEDH indicó que el cabildo de Minatitlán no tomó en cuenta las medidas de seguridad, necesarias y procedentes, para garantizar la privacidad, intimidad y confidencialidad de datos personales, pues en cambio, este proceso se realizó en forma pública y abierta.

El 8 de junio pasado, la comisión pidió al ayuntamiento de aquel municipio una copia de su Reglamento de Salud y Asistencia Pública. El desahogo de la queja continúa.

Versión para impresión