• Sociedad

Solalinde no tiene porqué callar la verdad: Patiño Leal

  • E-consulta
En la zona centro las desapariciones forzadas no son fortuitas, tal parece que hay grupos o autoridades promoviéndolas.

Córdoba, Ver.- El obispo de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, pidió a la sociedad no “no taparse los ojos ni los oídos” ante los problemas que afectan la tranquilidad y la seguridad de los veracruzanos y mexicanos en general; la verdad no se puede ni debe callar.

Patiño Leal lamentó que un grupo de evangélicos recriminara los dichos de Alejandro Solalinde, sacerdote católico defensor de los migrantes, pues señalar los hechos que están pasando en Veracruz no es hablar mal del estado, sino hacer visibles los problemas para que sean resueltos por las autoridades y la sociedad misma.

“He visto declaraciones en los medios o en internet donde no solo hace señalamientos sobre lo mal que hay en Veracruz, sino de todo lo que daña a los migrantes a su paso, ha condenado situaciones que se han dado en el sur de México, en Centroamérica o el norte del país cuando van a Estados Unidos”, apuntó.

Abundó que la inseguridad no es privativa de Veracruz, para lo cual hay datos reales de personas que sufren algún atropello, sean migrantes o cualquier otra persona, sea o no verdad, y que no se pueden callar, “Entonces yo creo que aquí se trataría de que más bien donde haya claridad, quienes tengan elementos claros certezas o incluso pruebas para quienes quieran alegar que ha habido desapariciones, que sí las ha habido, pues presenten elementos y no se tienen porque callar una verdad, si existe”.

De igual forma, condenó la serie de desapariciones forzadas que se dan en la zona central del estado, pues no son fortuitos, tal pareciera que son promovidos desde ciertos grupos o autoridades en algún lugar.

En el caso de que alguna autoridad esté detrás, Patiño Leal llamó a manifestarse en contra de cualquier agresión ordenada desde cualquier instancia de Gobierno, autoridad que debe estar puesta para proteger, nunca para dañar, porque entonces saldría una “contradicción” muy grande.

Como Iglesia, abundó, se solidariza con las personas que tienen a alguien desaparecido en su hogar: “Ojalá que pronto lo puedan encontrar y que estas situaciones pronto desaparezcan de nuestra patria y de cualquier lugar”, dijo.

Tras conmemorarse el próximo primero de septiembre el Día del Migrante, el  Obispo reconoció que hacen falta reflexionar y cumplir los compromisos de cómo ayudar a los hermanos que pasan cerca buscando otros lugares para establecerse, sobre todo cómo asegurar que no les pase algo durante su trayecto por el país, en un camino en el que vienen huyendo de una realidad llena de pobreza y falta de oportunidades en su tierra natal, por ello salen en busca de mejorar sus condiciones.

Señaló que el tema de migrantes también se tiene que atender desde Estados Unidos, con todos los connacionales que van busca del sueño americano, otros que ya están establecidos desde hace años en el país vecino, pero que son víctimas de racismo y abusos en muchas ocasiones.

“Tenemos ese gran pendiente en Estados Unidos, ahorita están los candidatos contendientes allá, los Republicanos y los Demócratas, esperamos que se acaben esos discursos racistas, que se den soluciones reales y con respeto a los derechos humanos, ya sea para mexicanos o quienes están de otra parte del mundo y buscan trabajo”, agregó.

Avc 

Versión para impresión