• Economía

Con software trucado de la VW 2.1 millones de autos Audi

  • E-consulta
Una investigación revela que los autos emiten 40% más dióxido de carbono, problema que se presenta en 2.1 millones de vehículos.

El fabricante Audi admitió haber equipado 2.1 millones de vehículos con el software de la casa matriz Volkswagen, diseñado para falsear los controles de emisiones contaminantes de los motores diésel, al igual que lo hizo el fabricante checo Skoda, con 1.2 millones.

De esos 2.1 millones de vehículos de la marca Audi, 1.4 millones se destinaron al mercado europeo, incluyendo 577 mil en Alemania y 13 mil en Estados Unidos. Los modelos que incluyen el motor EA 189 son el A1, A3, A4 y A6, así como el deportivo TT y las camionetas.

De acuerdo con una nota del periódico El Universal, Audi México no ha respondido si alguno de los vehículos se vendió en el país.

La semana pasada, VW admitió haber colocado un software que reduce las emisiones contaminantes en 11 millones de autos en todo el mundo. Detalló que existe una diferencia notable entre los resultados de pruebas de banco para medir emisiones de contaminantes y el uso cotidiano.

Sin embargo, Volkswagen aseguró que los vehículos con motores EU 6 diesel, disponibles en la Unión Europea, cumplen normas ambientales.

Pero la controversia sobre los dispositivos trucados usados por VW podría cobrar dimensiones mayores, después de que un nuevo informe presentado por la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (T&E) reveló que los vehículos nuevos que circulan por Europa emiten 40 por ciento más dióxido de carbono de lo que marcaron las pruebas sobre emisiones de VW.

De acuerdo con una nota del periódico La Jornada, el informe revela el abismo entre las emisiones de VW y la realidad, según la T&E, y añadió que el falseamiento de las pruebas de emisiones constituye sólo una pequeña parte del gran engaño.

Los análisis revelaron que algunos vehículos nuevos de las marcas Mercedes, BMW y Peugeot habrían estado usando 50 por ciento más de combustible que la cifra aportada por los fabricantes.

Volkswagen decidió este lunes suspender de su empleo a varios altos cargos de investigación y desarrollo que trabajaban para su marca principal, la división de lujo Audi y la de vehículos deportivos Porsche, divulgó Reuters en Berlín.

El consejo de supervisión de la compañía anunció el viernes que había acordado apartar a varios empleados hasta que se aclararan los detalles del escándalo sobre las emisiones, aunque no reveló nombres.

Medios de prensa alemanes aseguraron el fin de semana que el software de falsas mediciones de polución habría sido concebido por el proveedor de equipos Bosch para realizar pruebas, pero que al ponerlo a disposición de Volkswagen en 2007 le habría advertido que su uso era ilegal.

En la bolsa de Francfort, los títulos de VW siguieron su desplome, con una caída este lunes de 7.46 por ciento, a 99.30 euros. La semana pasada perdió 34 por ciento en cinco sesiones.

A su vez, la Fiscalía Pública de Brunswick informó que “abrió una investigación contra Martin Winterkorn por denuncias de fraude en la venta de vehículos con valores de emisiones (contaminantes) falsificados”, indicó la institución en un comunicado.

Winterkorn, que dirigió Volkswagen desde 2007 hasta el miércoles pasado, fue remplazado el viernes por Michael Müller, expatrón de Porsche (otra de las marcas de VW), quien deberá lidiar con la peor crisis de la automotriz desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

El portavoz de Skoda, Jozef Balaz, asentó: “Puedo confirmar que, en lo que concierne a la marca Skoda en todo el mundo, se trata de 1.2 millones de vehículos” equipados con el software que VW instaló en un total de 11 millones de coches. “Están concernidos los vehículos con motores EA 189 fabricados en el pasado que están en operación”, precisó Balaz en un comunicado.

Según él, estos vehículos son “absolutamente seguros y aptos para uso cotidiano. Todos los nuevos coches de la marca Skoda con motor diésel, a la venta en la Unión Europea, deben respetar la norma europea de emisión Euro 6”, indicó el portavoz.

Alrededor de 1.4 millones de vehículos Audi fueron destinados al mercado europeo, incluyendo 577 mil para Alemania, y 13 mil al mercado estadunidense.

En España, la organización derechista Manos Limpias, que fue demandante en diversos casos de corrupción, presentó una denuncia contra tres filiales de VW en este país –Audi, VW Navarra y Seat– por perjudicar los intereses de los consumidores, fraude y daños al medio ambiente.

Numerosos países, en América, Europa y Asia, abrieron investigaciones o anunciaron verificaciones sobre coches del grupo.

El escándalo de los motores trucados seguía derrumbando las acciones del gigante automovilístico en la bolsa de Francfort, ayer lunes.

Versión para impresión