• Estado

"Los voy a hacer quedar en ridículo”: Yunes Márquez

"Voy a enfrentar las cosas con entereza y con la ley en la mano; no tengo ningún problema ni preocupación", declaró.

Xalapa, Ver. El alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez acudió a la Fiscalía General del Estado, donde sostuvo  una reunión con Luis Ángel Bravo Contreras, tras la denuncia en su contra por presunto enriquecimiento ilícito.

El edil llegó acompañado por su abogado y solicitó la presencia de los medios en la audiencia, sin embargo, el fiscal le negó al alcalde esa posibilidad.

A su arribo, señaló tajante que "esto es solo un show mediático que busca afectarme como persona y servidor público".

Yunes Márquez dijo ser una persona que nunca ha cometido un ilícito y tener todos los argumentos legales para probarlo.

"Voy a enfrentar las cosas con entereza y con la ley en la mano; no tengo ningún problema ni preocupación. Preocupación deberían tener ellos por ser unos descarados", agregó.

El alcalde reiteró en diversas ocasiones que los diputados hablan de cifras que no existen, y aseguró que tiene todos sus ingresos comprobados para tener lo que posee.

“Te pongo un ejemplo: mi casa está a nombre de una compañía donde mi esposa y un servidor somos socios; si tuviéramos algo que esconder seguramente estaría a nombre de un prestanombres como lo hacen todos los secretarios de Javier Duarte”.

El presidente municipal de Boca del Río sentenció que mientras no se le compruebe y declare culpable de algún ilícito no se le pueden violar los derechos que como ciudadano posee, luego que la tarde de este lunes se presentaran elementos ministeriales en su domicilio sin orden judicial.

“La Fiscalía es una vergüenza”

Yunes Márquez afirmó que no tiene confianza en la Fiscalía General del Estado, de la que dijo “es una vergüenza”, tras argumentar que la denuncia de la Auditoría Superior de la Federación en la que se señala a 20 funcionarios de Duarte por desfalcos millonarios, fue minimizada por la FGE, que exoneró a todos los inculpados.

“Eso demuestra que no existe autonomía, que no hay profesionalismo en la Fiscalía y por eso yo no creo ni en la fiscalía ni en los jueces locales y estoy seguro que mi defensa será en la justicia federal”, señaló.

Sostuvo que Duarte de Ochoa busca desaforarlo, enjuiciarlo y llevarlo a la cárcel. Dijo que está dispuesto a ir a la cárcel si con esto contribuye al cambio de Veracruz.

Criticó que habiendo tantos abusos, delitos, asesinatos, extorsiones y demás a diario, la Fiscalía se centre más en “reprimir políticamente a los enemigos del gobernador”.

30 días para presentar pruebas

Al término de la reunión con Luis Ángel Bravo, el alcalde boqueño confirmó que fue establecido un plazo de 30 días hábiles para que presente pruebas a su favor, y quedó establecida su defensa.

Yunes Márquez se dijo tranquilo en todo momento, pues no hay delito que imputarle.

“Todas estas cosas de las que me están acusando, tengo documentos para acreditar exactamente lo contrario, los voy a hacer quedar en ridículo”, aseguró.

El edil no descartó acudir ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos para interponer la queja correspondiente por el presunto abuso.

“La gente ya no quiere abusos, ya no quiere que la Fiscalía se utilice como un brazo político represor del gobernador, eso ya no puede suceder; en una democracia, las fiscalías deben tener autonomía y en este caso no la tienen”, señaló.

Agregó que no está impedido a tener ingresos que no sean del servicio público por lo que consideró absurda la denuncia en su contra. 

Versión para impresión