• Mundo

Revisará VW automóviles con manipulación de emisiones

  • E-consulta
La revisión de los vehículos afectados empezará en enero y se prolongará durante todo 2016. Se habla de once millones de unidades.

El grupo automovilístico alemán Volkswagen anunció que a partir de enero de 2016 revisará los millones de automóviles afectados por la manipulación de las emisiones contaminantes en motores diésel, al tiempo que ratificaba su compromiso con el total esclarecimiento del escándalo.

"Me he comprometido personalmente a aclarar hasta el final lo ocurrido", afirmó el hasta ahora responsable de Finanzas de VW, Hans Dieter Pötsch, en una breve comparecencia ante los medios tras ser designado nuevo presidente del consejo de supervisión del consorcio.

Su elección se produjo en una reunión extraordinaria, quince días después de estallar el escándalo que precipitó la dimisión del consejero delegado de VW, Martin Winterkorn, y de cuatro altos cargos más, y en medio de presiones del estamento político sobre el consorcio.

El gobierno de Ángela Merkel había exigido al grupo un calendario para subsanar los daños ocasionados por la manipulación detectada en Estados Unidos a los motores diésel en unos once millones de automóviles, de los cuales ocho millones supuestamente circulan por Europa.

El plazo dado por el Ejecutivo expiró ayer a la medianoche, y el propósito de la compañía era respetarlo, indicó un portavoz de VW.

Antes de concretarse el envío de ese informe e incluso antes de la reunión del consejo de supervisión, el sucesor de Winterkorn, Matthias Müller, ofreció algunas respuestas en el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ).

La revisión de los vehículos afectados empezará en enero y se prolongará durante todo 2016, explicó Müller, para añadir que previsiblemente el número de autos afectados está por debajo de los once millones -la cifra facilitada hasta ahora por la empresa- aunque de todos modos "siguen siendo muchos".

Los gastos de la operación correrán a cuenta de la compañía y el consejero delegado de Volkswagen no descartó que los motores pierdan potencia.

Sin embargo, se mostró convencido de que es más importante cumplir los objetivos de emisiones que renunciar quizá a 3 ó 5 kilómetros por hora en la velocidad máxima.

http://www.cronica.com.mx/notas/2015/924420.html

 

Versión para impresión