• Universidades

Javier Duarte lanza embestida contra la Universidad Veracruzana

Javier Duarte parece estar más dispuesto a endurecer su discurso con la casa de estudios que a elaborar un calendario de pagos.

Javier Duarte de Ochoa, gobernador de Veracruz, ha emprendido una embestida contra la Universidad Veracruzana (UV). El cabildeo que realiza Sara Ladrón de Guevara ante la ANUIES, los diputados federales y los senadores, para exigir el pago de más de 2 mil millones de pesos que tiene el gobierno Duartista con la casa de estudios, parecer ser el motivo.

La senda carta abierta firmada por 179 universidades del país adheridas a la ANUIES, y el cabildeo de las autoridades universitarias ante diputados federales y el Senado de la República para exigir que se cubran las obligaciones pendientes, parece tener tan disgustado al gobernador, que ha decidido cambiar su relación con la universidad más importante del sureste mexicano.

¿Quién se pelea con una de las instituciones más inteligentes del estado?

En este momento, el gobierno de Javier Duarte parece estar más dispuesto a endurecer su discurso con la casa de estudios que a elaborar un calendario de pagos.

La primera embestida clara contra la casa de estudios y que ha marcado el inicio de una nueva estrategia quedó a cargo de Armando Adriano Fabre, director general del Instituto de Pensiones del Estado (IPE). El hombre salió a responsabilizar a la universidad de ser la culpable de que el IPE no pueda pagar con oportunidad la pensión de los jubilados del estado.

Sin rubor alguno, Adriano Fabre acusó a la UV de adeudar 2 mil 65 millones de pesos en cuotas y a portaciones, desde el año 2002.

La UV ha venido señalando que Gobierno del Estado tiene un adeudo con ellos. Lo cierto es que también la Universidad Veracruzana desde que es autónoma desde 1997 pero en específico desde 2002, tiene un déficit (con el IPE) no alcanza entre lo que la UV con sus activos aportan no es suficiente”, dijo.

La improvisada rueda de prensa realizada por el titular del IPE no fue un producto de la generación espontánea. Fue una reacción a la reunión que sostuvo la rectora de la UV con los senadores José Yunes Zorrilla y Fernando Yunes Márquez, a quienes expuso la crisis financiera en que se encuentra la casa de estudios.

Ladrón de Guevara, a quien no le tiembla la mano ni se le quiebra la voz, atajó la embestida. En un comunicado oficial rechazó cualquier intento de transferirle obligaciones que no le corresponden.

La Universidad Veracruzana ha cumplido cabal y de manera oportuna con sus obligaciones ante el Instituto de Pensiones del Estado”.

Y aclaró que es gobierno del Estado el organismo que del subsidio estatal de la UV retiene y transfiere los recursos para pagar las obligaciones de esta casa de estudios al IPE.

¿Es posible que los expertos en finanzas del Duartísmo y la UV no se puedan poner de acuerdo sobre cifras contables que tienen una evidencia?

Javier Duarte parece no estar dispuesto a ceder. A primera hora de este jueves, desde Twitter –ese lugar en el ciberespacio desde el cual ha decido gobernar- salió a sostener los dichos de Adriano Fabre.

Ladrón de Guevara ha respondido en los mismo términos, y puso como tuit fijo un link a su segundo informe, ahí donde desgloso los adeudos de Javier Duarte con la comunidad universitaria:

¿Habrá pagos a la casa de estudios para que pueda cubrir salarios y aguinaldos a sus trabajadores? ¿Qué piensa la comunidad universitaria de la afrenta del gobernador?

Atrás, muy atrás se ve aquél 30 de septiembre en que Javier Duarte, con su esposa Karime Macías por delante, y la rectora de la UV, Sara Ladrón de Guevara desayunaron juntos.

Versión para impresión