• Estado

Los presidenciables adelantados no inquietan a Peña Nieto

  • E-consulta
Asesores reconocen que la administración ha vivido momentos críticos, pero aseguran que EPN enfrentará con fuerza lo que resta de su mandato

El presidente Enrique Peña Nieto ve muy lejos el 2018 y los presidenciables adelantados no lo inquietan.

A pesar de que durante su sexenio se ha tenido que enfrentar a momentos de crisis provocados por la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, la publicación del reportaje de la Casa Blanca y la fuga de El Chapo, sus asesores consideran que la administración de Peña nieto sufre un desgaste normal.

De acuerdo con la columna En Tiempo Real que publica el periódico El Universal, el hecho de que algunos políticos muestren sus aspiraciones antes de tiempo, a Peña Nieto le parece que es un símbolo de que existe una democracia viva.

Muy lejos se ve en Los Pinos el tema de la sucesión presidencial del 2018. Nos dicen que el presidenteEnrique Peña Nieto observa los movimientos de algunos aspirantes a la contienda electoral como algo "normal" en el sistema político mexicano”, dice la columna En Tiempo Real.

También nos comentan en la casa presidencial que para el mandatario el énfasis de una supuesta sucesión adelantada es parte de una democracia viva”.

La columna remata diciendo que Peña Nieto está concentrado en la segunda mitad de su mandato y que no quiere perder tiempo en especulaciones.

En el primer círculo del Presidente prevalece la convicción de que es un asunto que no distrae al mandatario y que el Ejecutivo se ocupará en la segunda mitad de su sexenio de sus deberes y sin perder el tiempo”.

Versión para impresión