• Ecología

ONG exige dar a conocer MIA del terreno donde habitan coyotes

  • E-consulta
Integrantes del Comité Pro-Coyotes, AC, pidieron a las autoridades proceder penalmente por la destrucción del ecosistema

Coatzacoalcos, Ver.- Integrantes del Comité Pro-Coyotes, AC, exigieron que se dé a conocer el estudio del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) respecto al terreno en el que habita una manada de coyotes, al poniente de la ciudad y, al mismo tiempo, pidieron a las autoridades proceder penalmente por la destrucción del ecosistema así como por el retiro de los sellos de clausura colocados hace dos meses.

En rueda de prensa, biólogos, activistas y abogados advirtieron que el propietario del lugar presentó el documento el 19 de abril pasado, pero con la intención de acreditar que no existe la fauna silvestre en cuestión. Además, acusaron que a pesar de lo anterior no hay donde consultar la información para realizar observaciones al respecto.

“La metodología para evidenciar la existencia de fauna silvestre tiene ciertas características que no cubrieron, ellos simplemente hicieron una serie de visitas, llegaron a las siete de la mañana y se fueron, para ellos ése fue un estudio de impacto ambiental y me parece que no es por ahí”, señaló el biólogo de la organización Limbo Ambientalistas Comprometidos, Juan Manuel Quintero Soto.

El especialista dijo que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) tampoco está haciendo su parte, pues indicó que “da la impresión que tiene línea y dejará correr los tiempos para que no tenga sanción jurídica”.

Incluso, comentó que fueron retirados los sellos de clausura y hasta el momento la dependencia federal no ha procedido penalmente.

Quintero Soto recordó que el terreno de tres hectáreas en las que habitan los coyotes fue devastado con el objeto de una inversión superior a los 500 millones de pesos.

Reveló que el dueño del terreno ha basado sus acciones en el ordenamiento del Golfo de México y el Mar Caribe, el cual prohíbe la remoción de arena de las dunas costeras, lo cual resulta incongruente.

En ese contexto, el director de Limbo Ambientalistas comprometidos sostuvo que los tres niveles de gobierno se han lavado las manos en torno a la devastación de las dunas en la franja costera del municipio.

Además, acusó al gobierno municipal de autorizar los cambios de uso de suelo así como modificaciones al entorno en propiedad privada o del municipio.

“A lo mejor en este predio no se está haciendo la remoción, pero podemos irnos ahí frente al Holiday In y están removiendo desde hace varios meses un médano que no tiene autorización aparentemente de nadie, pero me queda claro que quien autoriza es el municipio”, agregó.

Los activistas temen que la arena extraída de las dunas sea utilizada para rellenar pantanos, lo cual representa un delito. 

Avc

Versión para impresión