• Xalapa

Madre niega participación de detenido por caso Madame

La madre de Gabriel Alfredo Martínez, indicó que su hijo fue "lavantado" el lunes 23 de mayo, un día después de los hechos.

Xalapa, Ver. Familiares de Gabriel Alfredo Martínez Godos de 20 años acusaron que es "un chivo expiatorio" de la Fiscalía General del Estado, al negar de manera categórica que haya participado en el ataque armado al bar "Madame", como aseguró la autoridad judicial.

En rueda de prensa, su madre Rosalba Godos Gómez indicó que su hijo fue "lavantado" el lunes 23 de mayo, un día después de los hechos, en la paletería La Michoacana, ubicada en Plaza Crystal.

Sin embargo, al presentar su fotografía anoche, el fiscal general Luis Ángel Bravo Contreras aseguró que había sido detenido dos horas antes del mensaje que ofreció para dar detalles y avances.

“Yo llamé al 066 porque él salió a buscar trabajo el lunes por la mañana, llegó a mi casa a comer, a las 4 se volvió a salir a entregar unas solicitudes y al no llegar, a las 6 de la mañana del martes lo reporté al 066”.

Explicó que de acuerdo a versiones de unos testigos presenciales, se lo llevaron entre las 19:30 y las 20:00 horas en camionetas de la Policía Ministerial, y al tomarle la denuncia, le dijeron “que era increíble que lo hubiera levantado las camionetas de la policía”.

Indicó que apenas ayer le dieron la oportunidad al joven de comunicarse con su familia, momentos antes de ser presentado como uno de los seis atacantes al bar.

Godos Gómez acusó que su hijo fue golpeado y además le cambiaron la ropa; la familia supo que lo tenían preso en Coatepec.

“No pudo hablar gran cosa porque lo habían golpeado, me dijo que le hicieron agarrar una cerveza y que le decían que se la tomara. Que cuando lo detuvieron le dijeron que era del crimen organizado y que si no confesaba lo iban a matar”.

Agregó que el joven se declaró culpable y confesó el crimen, sin embargo insistió que todo fue obtenido mediante tortura.

Indicó que sí tienen miedo, pues la propia Fiscalía emitió una ficha de búsqueda el martes cuando ellos se lo llevaron el lunes, por lo que no hay confianza en la autoridad.

La mujer adelantó que procederán ante la Comisión Estatal y Nacional de Derechos Humanos, aportando las pruebas que poseen, como son la denuncia por desaparición y las versiones de al menos dos testigos.

Sin titubeos, aseguró que su hijo no tenía antecedentes penales o relaciones con la delincuencia.

Versión para impresión