• Municipios

“En mi vive una esperanza de que no sea”: Doña Rufina Paniagua

  • E-consulta
Rufina Paniagua alberga una esperanza: Llegar a Florida, EU, y ver que el cuerpo del joven de 31 años asesinado no sea de su hijo.

Xalapa, Ver.- Rufina Paniagua alberga una esperanza en su corazón: la de llegar a Florida, Estados Unidos y ver que el cuerpo de un joven con 31 años asesinado en la masacre del pasado domingo, no coincide con el de su hijo Joel Rayón Paniagüa.

La mujer con 49 años de edad no recuerda con exactitud qué hacía, ni quién de sus cuatro hijos le dijo que a Javier lo habían matado en una discoteca en Estados Unidos.

“Un amigo de Joel fue el que le habló a uno de mis hijos y dijo que él estaba ahí, que salió huyendo, pero que no sabía que había pasado, pero que Joel no aparecía. Desgraciadamente llegaron a donde estaban los que habían fallecido y encontraron sus pertenencias y que supuestamente es él”, expresó.

Rufina viajó junto con sus dos hijos, Nicolás y Germán, se vinieron de ray en una camioneta que venía de Córdoba para llegar a Xalapa a la oficina de la delegación de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Aquí les explicaron que les ayudarán a tramitar la Visa Humanitaria a fin de que pueda llegar a Estados Unidos a recoger el cuerpo sin vida de Joel, que se fue hace nueve meses en busca del sueño americano.

“En mi vive una esperanza de que no sea, hasta no verlo. Yo no puedo decir nada, hasta que yo tenga la seguridad de que es él. Necesito verlo”, dijo la madre en medio de lágrimas.

Explicó que hasta ahora le han llamado de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), al parecer también otras autoridades, pero ninguno ha aportado recursos económicos para hacer los trámites, viajar o comer en Xalapa.

Avc

Versión para impresión